ORGASMO FEMENINO

Día del Orgasmo Femenino: ¿Cuál es su función en el placer de la mujer?

Este 8 de agosto se conmemora el Día Internacional del Orgasmo Femenino, por lo que es importante entender la función de este proceso lúdico en el cuerpo de la mujer

TENDENCIAS

·
En el Día Internacional del Orgasmo Femenino, a celebrarse el 8 de agosto, surge la duda sobre la función de éste en la mujer. Foto: Pixabay

El Día Internacional del Orgasmo Femenino se conmemorará el próximo 8 de agosto, fecha especial para este proceso de la mujer que nos invita a reflexionar en torno a la función de éste en su organismo y, por qué no, en cómo lo disfruta sola o con su pareja. 

Sin perder de vista el punto focal de la reflexión sobre el orgasmo femenino, en comparación, el orgasmo masculino funciona como un requisito para producir la eyaculación y, por lo tanto, originalmente, la procreación. Si se medita desde este aspecto, la mujer no requiere un orgasmo para el proceso similar, no lo requiere para producir cada uno de los 300 óvulos mensuales que genera su cuerpo durante su vida fértil, ni mucho menos para procrear hijos.

Siendo esto una realidad ¿Qué función tiene entonces el orgasmo femenino?

Décadas de estudio sobre el orgasmo femenino

Tras décadas e incluso siglos de investigación sobre este tema, derivados de otros estudios a los procesos del hombre y la mujer, se llegó a estimar que ambos eran capaces de tener un orgasmo y que éste perfilaba como una necesidad para procrear, algo que en el hombres sí aplica y en la mujer, no.

Tras esto, en la década de los años 60 se estimó también que el orgasmo femenino tendría mayor cantidad de casos, para la mujer, en la estimulación del clítoris, que en el encuentro sexual entre hombre y mujer no se estimula directamente con el pene, por lo que algunos autores han descrito que no interviene en la procreación. Ante esto, se le ha llamó "superfluo" al clítoris y su función.

Clítoris, esencial y más que un subproducto evolutivo

Ante esto mismo, se estimó y concluyó que existe un orgasmo femenino porque el clítoris es el equivalente anatómico del pene, ambos con un origen embrionario. Es por esto que la estimulación, erección y orgasmo se dan en ambos.

Stephen Jay Gould y Elisabeth Lloyd, especialistas en el tema, han sostenido en concordancia que el orgasmo femenino no tiene ningún sentido evolutivo, más allá de dar un disfrute a la mujer. Antes de ello, Gould llegó a hablar de éste como un "subproducto evolutivo" en la mujer, derivado de la función homogénea en el hombre.

Ante esto, cabe decir que el "subproducto evolutivo" es de Darwin, quien lo consideraba como cualquier rasgo que sea arrastrado de otros, como ejemplo serían los pezones en hombres y mujeres que, ante la aparición de la testosterona y de los estrógenos, dirige al feto indiferenciado hacia uno u otro sexo.

Para las mujeres sirven para la lactancia, en los hombres serían un subproducto sin valor adaptativo alguno.

Orgasmo femenino, particular fisiología

Durante el orgasmo se producen aumentos de las pulsaciones (desde 70 a 80 a 150 pulsaciones por minuto), de la presión sanguínea (de 120 hasta 250 mmHg en el clímax) y de la respiración, que se hace más profunda y rápida. Al final, el rostro se contrae, los orificios nasales se dilatan cual si fuera un atleta en máximo esfuerzo.

El orgasmo femenino se distingue por una serie de contracciones rítmicas en la zona perineal, de la vagina y del útero. Éstas  tienen una función absorbente del esperma y aumenta su retención en el conducto vaginal, de ahí la idea al papel del orgasmo de retener el esperma.

Pero, sí notamos que el orgasmo femenino es seguido por un considerable período de agotamiento y sueño, se puede deducir que otra de sus funciones adaptativas es inducir al reposo horizontal tras la cópula. Esto favorece la retención del esperma y la posibilidad de ser fecundada.