REMEDIOS

¡Ironías de la vida! La trágica historia del creador del Vicks VapoRub que murió de neumonía

Descubre los detalles de esta fascinante historia de un invento que llegó a revolucionar

FOTO: Especial
Escrito en TENDENCIAS el

Muchos saben que el Vick Vaporub, no es cualquier cosa sino un ungüento mágico que alivia la congestión y la tos, pero más que los beneficios que aporta, este producto tiene una gran historia pues fue creado hace 130 años por el estadounidense Lunsford Richardson, quien jamás vio todo el imperio y la comercialización que se logró gracias a su creación.

La historia de este producto comienza en 1880 cuando este profesor de latín se aburre de la pedagogía y comienza a descubrir su pasión por la química, así que decide abandonar su trabajo y se vuelve asistente de un doctor y con ello comienza a preparar las medicinas, así que poco a poco comenzó a experimentar con los ingredientes.

La historia del experimento

Luego de 10 años este estadounidense Lunsford Richardson, logró crear 21 medicamentos que eran comercializados bajo la marca de Remedios Familiares Vick, así este ingenioso de la experimentación creó pastillas para la tos, para la gripe, para el hígado y para el estreñimiento, pero su máximo invento fue Vicks Croup and Pneumonia Salve.

Este invento no fue más que el ungüento mágico que surgió luego de que  el hijo de Richardson, Smith sufriera dificultades respiratorias por lo que sintió alivio gracias a estos vapores calmantes y a partir de entonces Richardson optó por experimentar con diversos ingredientes mentolados provenientes de Japón hasta que un día logró dar con la receta perfecta para crear el Vicks Vaporub.

Una vez que la receta y el experimento rindieran frutos se empezó a correr la voz hasta que en la década de 1910 el ungüento adquirió fama e incluso se reinventó, al grado de comercializarse en un frasco azul, de hecho se dice que durante la gripe española las ventas del Vicks Vaporub pasaron de 900 mil dólares a dos millones 900 mil en menos de un año. Lamentablemente, Lundsford Richardson no logró disfrutar de los beneficios de su invento, pues luego de alcanzar un increíble volumen de ventas, el farmacéutico murió a causa de una neumonía en 1919.

pgh