SEMANA SANTA

¿Es verdad que siempre llueve en Semana Santa? La ciencia tiene la respuesta

Cada año, la Semana Santa trae consigo un temporal particular que prevé, casi con toda certeza, que habrá fuertes vientos y lluvias

El Viernes Santo y Sábado de gloria podrían presentar lluvias, como cada año en Semana Santa. Foto: Especial
Escrito en TENDENCIAS el

Si es que has puesto atención, notarás que cada año la Semana Santa presenta un temporal muy similar, en el cual abundan los fuertes vientos y la lluvia, casi sin faltar, entre Viernes Santo y Sábado de gloria. O, por lo menos esto es lo que las personas perciben cada que se acercan estos días de reposo.

Pero, la posibilidad de que así suceda y el Sistema Meteorológico Nacional lo confirme, bien podría tener un lazo bíblico con el llamado Sábado de gloria. 

Ante esta duda, puede también haber una respuesta lógica.

Recuerdos negativos de la lluvia

Tomemos en cuenta que la Semana Santa, coloquialmente y seas un fiel creyente católico o no, significa días de descanso o vacaciones para millones de personas. Por lo tanto, es común que éstas busquen una salida de distracción. Ante esto, conocer qué clima habrá en diversas localidades es vital para sus planes.

Planteado lo anterior, es muy común que muchas personas recuerden con precisión qué hacían o dónde estaban un viernes santo o sábado de gloria que les tocó mal temporal. En cambio, posiblemente no recuerden los días soleados.

La ciencia nos dice que los recuerdos negativos duran más que los positivos y, para la mayoría de gente, la lluvia en Semana Santa no es un buen recuerdo. Aunado a esto, se puede pensar que las personas desean olvidar el frío invernal y, con la primavera y Semana Santa, nada es más desalentador que una lluvia en vacaciones.

Estadísticas avalan la lluvia

Según datos estadísticos, la Semana Santa corresponde a un periodo que va desde el Domingo de Ramos al Lunes de Pascua, es decir, una duración de nueve días. Según reportes meteorológicos, del 2016 a la fecha se ha contabilizado que suele llover entre tres y cuatro días durante la Semana Santa, algo así como un 40% de los días.

Lo que es un hecho, es que año con año las comunidades se preparan para recibir ese viernes con vientos fuera de lo normal y el sábado con una nubosidad constante, que luego desencadene en precipitaciones pluviales. 

 

maaz