STEVE JOBS

Steve Jobs fue abandonado por sus padres biológicos; aún así construyó un imperio tecnológico

El fundador de Apple supo a temprana edad sobre su adopción y tuvo la oportunidad de saber quiénes lo trajeron al mundo

TENDENCIAS

·
Steve Jobs falleció en octubre de 2011

El fundador de Apple, empresa que revolucionó el mundo de la tecnología para siempre, atravesó una infancia con un elemento severamente desalentador que supo a la temprana edad de los seis años: era un hijo adoptado.

Su prematura lucidez probablemente fue uno de los factores que influyeron en la abrumadora sensación que representa el saber este hecho sobre uno mismo, y a pesar de todo, supo como atravesar su contexto familiar para obtener un rotundo éxito empresarial.

Con tan solo unos cuantos años, el niño que posteriormente se convertiría en un magnate empresarial, acudió con su vecina para contarle sobre su situación, por lo que la mujer, ya fuera por crueldad o mera ignorancia, le preguntó si sus verdaderos padres no lo querían.

Greg Calhoun, amigo del empresario desde su días como universitario, contó que él hablaba continuamente sobre su adopción, a pesar de  que el negaba el impacto generado en su persona por el suceso.

“Lo hizo ser más independiente, seguía un compás diferente al de los demás y eso se debía a que se encontraba en un mundo diferente del que había nacido”, comentó el colega universitario en la biografía escrita por Walter Isaacson.

Steve Jobs también revolucionó la industria musical con su dispositivo Ipod
FOTO: Especial

¿Quiénes son sus verdaderos padres?

Sus padres adoptivos fueron Abdulfata John Jandali y Joanne Carole Schieble, ambos de nacionalidad siria. La pareja era joven cuando concibió a Steve Jobs, y se encontraban en un entorno familiar estricto. La familia de la mujer, Joanne Carole, no aprobaba el noviazgo, por lo que no les fue posible casarse en sus primeros años de relación. Por si fuera poco, tuvieron un hijo no deseado, Steve, a quien tuvieron que dar en adopción.

Años después, la pareja se casó y tuvieron a otra hija. Sin embargo, el matrimonio fue un fracaso y tan solo cinco años después se divorciaron. John Jandali optó por alejarse y regresar a su país natal, siria.

A pesar de que Jobs fue dado en adopción, el proceso conllevó una condición en particular: que la familia le otorgara un hogar y creara un fondo económico para llevarlo a la universidad.

El padre adoptivo de Steve era un mecánico, mientras que la esposa tenía un negocio. Una familia ordinaria, además, ninguno de los dos había cruzado una trayectoria universitaria.

Tiempo después, cuando Steve había inventado la computadora Apple y consolidado a su marca como una de las empresas más importantes en el ámbito tecnológico, decidió saber la verdad de sus raíces biológicas y contrató a un investigador para revelarlo.

También te puede interesar: ¿Tienes un iPhone antiguo y quieres que sea más rápido? Te explicamos cómo

Mona Simpson, hermana menor de Steve Jobs, es una novelista y ensayista estadounidense
FOTO: Especial

En el proceso de búsqueda, descubrió que tenía una hermana menor, Mona Simpson. La joven mujer se dedicaba a la escritura, y contaba con un bestseller gracias a su novela "Anywhere but here" publicada en 1987.

La joven de igual manera había buscado a su padre, y el investigador de la mujer resultó ser colega del encargado en descubrir la identidad de los padres de Jobs. Siete meses antes de que el inventor falleciera a causa de cáncer de páncreas, su padre biológico dio una entrevista a la prensa.

“La razón por la cual fue dado en adopción fue que el padre de mi novia era extremadamente conservador y no le permitió casarse conmigo, entonces ella decidió darlo en adopción”, comentó John Jandali.

El padre biológico de Steve Jobs, Abdulfata John Jandali
FOTO: Especial

Respecto a la relación con su primogénito, señaló: “ No tengo una relación cercana con mi hijo. Le envío mensajes para su cumpleaños, pero ninguno de los dos ha dado un paso para acercarse más al otro. Por supuesto que he cometido errores, y si pudiera volver atrás en el tiempo, habría arreglado algunas cosas”.