EL PLANETA SALVAJE

¿La conocías? Esta es la cinta de culto que plantea a la raza humana como “mascota” de alienígenas

La Plànete Sauvage o “El planeta salvaje” de René Laloux planeta como después del colapso de la Tierra, algunos sobrevivientes son sometidos por una raza de gigantes azules

TENDENCIAS

·
Por años el cine de Hollywood nos ha planteado un sin fin de estas situaciones del contacto con seres de otros planetas, pero nada así. FOTO: ESPECIAL

¿Estamos solos en el universo? Es una pregunta que por años se ha hecho la humanidad, sin embargo, debido a nuestro ego como especie pensante del planeta, que nos ha llevado a suponer que somos dueños y señores del universo e incluso que si algún día encontremos vida en otros planetas podemos comunicarnos con esa civilización.

Tal es nuestro grado de arrogancia como especie que incluso se llega a pensar que de tener contacto con extraterrestres seremos más inteligentes que aquellos, sin considerar incluso los propios peligros que incluso causamos a nosotros mismos y al planeta.

Por años el cine de Hollywood nos ha planteado un sin fin de estas situaciones, por ejemplo en “El Planeta de los Simios” se muestra la posibilidad de que seamos los propios humanos los que llevemos a nuestra propia destrucción, mientras que otras destacan que podrían ser seres más inteligentes los que terminen con el hombre e incluso nos esclavicen.

Si existe alguna cinta que planeta el punto medio de estas dos hipotéticas situaciones, esa es El planeta salvaje (en francés La planète sauvage).

¿Seres humanos mascotas de extraterrestres?

El planeta salvaje (en francés La planète sauvage) es una película francesa animada de ciencia ficción de 1973 dirigida por el francés René Laloux, y en la actualidad es considerada uno de los grandes clásicos de la animación europea. 

El film nos sumerge en el drama de dos sociedades enfrentadas entre sí, a través de la opresión, y en el incierto destino al que se enfrentan. Sin duda un clásico moderno del cine fantástico de animación, con personajes y dibujos de corte surrealista a cargo del ilustrador francés, de origen judío polaco, Roland Topor, colaborador artístico de Fernando Arrabal y Alejandro Jodorowsky.

En esta cinta los humanos no son considerados como seres inteligentes, pues se muestra el desprecio y la superioridad que sienten otras especie sobre ellos; durante la trama se  muestra como unos seres llamados Draags transportan humanos desde la tierra a su planeta de nombre Ygam, que se presenta como un lugar utópico, espiritual e intelectual. 

Los Oms (humanos) son animales para los Draags; algunos son mascotas para ellos y otros corren en libertad mientras son cazados para controlar su población entonces la hija de un líder Draag, llamada Tiva, adopta a un Om y lo cuida como mascota, debido a que en aquel planeta se ha puesto de moda entre los Draag niños y adolescentes adoptar humanos.

La cinta cuestiona nuestra forma de comportarnos con otras especies, generando que consideremos con mayor frecuencia nuestra propia insignificancia. Pues más allá de un mensaje de igualdad, se promueve el respeto hacia todas las formas de vida con las que convivimos. Sin duda una cinta que da para la reflexión y no te puedes perder.