A FUEGO LENTO

Los perdedores de la elección 2024

Los críticos de las encuestas y los líderes de la oposición, el verdadero rostro de la derrota en el proceso electoral

OPINIÓN

·
Alfredo González / A Fuego Lento / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Políticos, como Germán Martínez, y “respetables” periodistas, se burlaron y cuestionaron todo el tiempo las encuestas que anticiparon la estrepitosa derrota de Xóchitl Gálvez y un holgado triunfo de Claudia Sheinbaum en los comicios del pasado 2 de junio.

Insinuaron todo tipo de negocios ocultos e intereses malsanos. Se negaron a otorgarles siquiera el beneficio de la duda.

Y con una autoridad moral que nadie les dio, vaticinaban todo lo contrario al resultado final.

Uno de los famosos aprovechó sus espacios para cuestionar a las encuestadoras y a los medios de comunicación que publicamos el seguimiento sobre la intención del voto ciudadano.

Ese ejercicio mereció una cascada de descalificaciones, señalamientos y críticas.

Otros famosos hasta se atrevieron a decir que después de la elección, debíamos ofrecer una disculpa a nuestros lectores, radioescuchas, televidentes y seguidores en plataformas digitales. Deben, dijeron, disculparse con la ciudadanía.

Pero a la luz del abrumador resultado, son otros los que deben esa disculpa. Si alguien se tiene que comer sus palabras, son ellos.

La encuesta de Covarrubias y El Heraldo de México, por ejemplo, fue la más cercana al saldo final de la elección presidencial.

La diferencia de Claudia sobre Xóchitl es de 32 puntos, mientras que la encuesta de este grupo multiplataforma fue de 31 puntos.

***

A PROPÓSITO DE DISCULPAS, quienes también deben excusarse frente a sus seguidores y militantes, son los dirigentes de la oposición: Marko Cortés, Alejandro Alito Moreno y Jesús Zambrano.

La alianza ciudadana que hicieron con el empresario Claudio X. González fue lo que provocó la derrota de Xóchitl.

Nunca lograron conformar un monolito y, por el contrario, cada quien velo por sus intereses.

Pero no son tontos cuando de su persona se trata. Ellos, sus amigos y hasta familiares, fueron por delante. Se colocaron en los primeros lugares de las lista plurinominales.

Garantizaron su entrada al congreso y a sus militantes que se los cargue el carajo.

Lo único malo es que no les alcanzará para ser mayoría y poco podrán hacer desde las cámaras.

La aplastante mayoría guinda les pasará siempre por encima, por su ambición personal, por su poca altura de miras y por negarse a articular una oposición verdadera en todo el país.

Nunca tejieron una red ni armaron una estructura electoral ya no para garantizar sólo  el triunfo de Xóchitl sino una mayoría en el congreso.

Cada quien jaló agua para su molino. El PRI de Alito ganó muy poco o casi nada; el PAN de Marko perderá Yucatán, uno de los últimos bastiones azules en el país.

Y a los dos, juntos priistas y panistas, se les irá de las manos lo poco que habían logrado en la CDMX.

Y ni qué decir del PRD. Terminó siendo una caricatura de partido que está en la antesala de perder su registro.

Los tres juntos, con el señor X al mando, están protagonizando el peor desempeño de la oposición en México. Nunca se ensuciaron los zapatos para hacer campaña.

Y eso, quiérase o no, ha provocado una gran frustración entre quienes salieron a las calles para votar por ellos y para participar en la marcha en la “Marea Rosa”.

Pero no son los únicos. Los mercados financieros, los empresarios y los agentes económicos, ya levantaron la mano y votaron después de la elección con el retiro de sus capitales.

Lo hicieron porque advierte reformas regresivas con la mayoría de Morena en el Congreso, pero también porque la oposición no fue capaz de evitar ese resultado. De tal manera que PRI, PAN, PRD y MC, también serán responsables de lo que pase en adelante.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: "En política, la derrota es a menudo la mejor maestra, aunque sus lecciones sean difíciles de aceptar."

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

ALFREDO.GONZALEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM                  

@ALFREDOLEZ

MAAZ