TRES EN RAYA

Xóchitl Gálvez, jefa de Gobierno de la CDMX

La hidalguense dijo que si su proyecto no va, se unirá a quien quede por el frente opositor para recuperar la capital del país

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Está cantado. No hizo falta que el INE se lo preguntara. La misma Xóchitl Gálvez lo anunció: buscará ser jefa de Gobierno de la Ciudad de México en 2024. Entrevistada por Ciro Gómez Leyva, dijo: “La vida me preparó para esto; esta ciudad necesita una mandataria que defienda a los capitalinos. Ya me destapaste, Ciro”.

A partir de ahora, si la senadora hace proselitismo específicamente con ese propósito, se considerarán como actos anticipados de campaña; norma que, por cierto, no han tomado en cuenta varios funcionarios federales y estatales de Morena…

Ahora bien, Gálvez sabe bien que si la oposición política logra arrebatarle a la Cuarta Transformación la Ciudad de México, así como mantener el Estado de México, Morena podrá decirle adiós a la presidencia en 2024.

Total, que siguiendo la fiebre del destape que se ha apoderado de los políticos nacionales, la senadora panista avisa que se apunta a la contienda de la CDMX. También dijo —importante notar— que si su proyecto no va, se unirá a quien quede por el frente opositor para recuperar la Ciudad de los Palacios.

Lo anterior es interesante, pues cabe destacar que aun llevando flor por nombre —Xóchitl en náhuatl es flor—, la hoy legisladora no sería florero de nadie, ni siquiera de los panistas. Recordemos cuando fue amonestada por la cúpula albiazul por haber grabado la fiesta de cumpleaños de El Jefe Diego Fernández de Cevallos y ella, sencillamente, continúo grabando y compartiendo lo que quiso.

Xóchitl entró a la política de forma intempestiva en el gobierno de Vicente Fox, al ser nombrada titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. En más de una ocasión se le escuchó decir durante ese sexenio que se había logrado algún avance en beneficio de una comunidad alejada porque ella y su equipo habían estado “chingue y chingue hasta que lo logramos”. 

Renunció a esta Comisión en 2006 porque Felipe Calderón, ya siendo Presidente, decidió disminuirle el presupuesto.

Xóchitl es hidalguense, ingeniera en computación por la UNAM, enamorada de los textiles mexicanos, los cuales siempre usa, y, definida por ella misma, “una empresaria, luchadora social e impulsora del social business, que muere por el futbol”. 

A la senadora se le conoce como aficionada de corazón del Cruz Azul, equipo a quien festeja y en nombre del cual también dona medicinas, equipos deportivos a diferentes grupos, ya sea que ganen o pierdan los cementeros. Además, ha sido delegada en Miguel Hidalgo, líder del PAN en Hidalgo, y, en 2010, fue candidata al gobierno de ese estado por el PAN-PRD-Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano) en la coalición Hidalgo nos Une, perdiendo la elección.

Ahora, a medida que se acerca 2024, la posibilidad de que Xóchitl Gálvez se lance a la contienda por la CDMX crece. También los momios a su favor para alcanzar la victoria. La 4T ha de estar preocupada.

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM
@MALOGUZMANVERO

PAL