COLUMNA INVITADA

La justicia digital. Retos en la actividad jurisdiccional

Los resultados rendirán frutos y se establecerán las bases para modernizar y agilizar el sistema de impartición de justicia para éstas y futuras generaciones

OPINIÓN

·
Eliseo Juan Hernández Villaverde / Columna invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Las tecnologías de la información han revolucionado la forma de vida de todas las personas, principalmente en el intercambio de información y comunicación.

El día de hoy, podemos convivir entre nosotros en casi cualquier parte del mundo, de voz o cara a cara, de manera inmediata y en tiempo real, incluso, intercambiando documentos, datos, imágenes, textos o videos, sin mayor restricción que los límites con los que la tecnología cuente.

Esta nueva manera de visualizar la actividad jurisdiccional implica romper paradigmas y asumir una posición disruptiva respecto del sistema “tradicional” de solicitar e impartir justicia, así como gestionar los conflictos, los procedimientos jurisdiccionales y la actividad de los operadores de los derechos humanos relacionados con la justicia: personas magistradas, juzgadoras, abogadas y justiciables.

Al efecto, el Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX) ha aceptado el reto, consciente de que todo proceso de innovación amerita posiciones encontradas, pero seguro de que los resultados rendirán frutos y establecerán las bases para modernizar y agilizar el sistema de impartición de justicia, para éstas y futuras generaciones, legando una serie de plataformas y herramientas tecnológicas que permitirán evolucionar a una justicia digital, que garantice acceso a la justicia y la tutela jurisdiccional efectiva, así como un sistema de gestión sustentable y respetuoso de la ecología, que permita elevar la calidad del trabajo que realicen magistradas, magistrados, juezas, jueces, abogadas y abogados, en beneficio de todas las personas justiciables.

Para ejemplificar, las plataformas y herramientas más representativos son:

1. Autorización del uso de documentos digitales.

2. Uso de firma electrónica certificada.

3. Expediente digital.

4. Trámites administrativos relacionados con procedimientos jurisdiccionales en línea y a través de citas.

5. Juicios en línea y audiencias a distancia.

6. Solicitud de medidas de protección de violencia contra la mujer.

7. Mediaciones en línea y a distancia.

8. Oficina Virtual de la Oficialía de Partes Común de Salas y Juzgados.

9. Sistema de notificaciones electrónicas.

10. Exhortos electrónicos.

De esta forma, deben regularse, especialmente a la luz del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, las plataformas y sistemas electrónicos obligatorios y voluntarios; la desaparición del expediente físico; la accesibilidad a dispositivos y herramientas digitales alternas; la emisión de una firma electrónica única; el desarrollo de juicios en línea y juzgados digitales; el aprovechamiento de la inteligencia artificial; los sistemas de supervisión, vigilancia y diagnóstico de los mismos; la definición de responsabilidades por el uso indebido de los mismos; entre otros aspectos.

Falta mucho camino por recorrer, sin embargo, el destino nos ha alcanzado y no cabe duda que el Poder Judicial de la Ciudad de México, presidido por el presidente magistrado Rafael Guerra Álvarez, ha iniciado esta misión, y no hay marcha atrás. La justicia digital debe consolidarse en beneficio de todos los capitalinos.

POR ELISEO JUAN HERNÁNDEZ VILLAVERDE

MAGISTRADO DEL TSJCDMX

MAAZ

Sigue leyendo:

Justicia de calidad: El TSJCDMX avanza en la defensa social

Integran a 10 nuevos magistrados al Tribunal Superior de Justicia de CDMX

Eligen a magistrada Marenco para la Sala Constitucional del TSJCDMX