SALTO CUÁNTICO

La forma más absurda de perder una beca

En un país donde hacer periodismo es un reto, debemos apoyarnos, no ponernos el pie

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Lo que a continuación voy a narrar, más allá de ser una acusación o un juicio, es información que necesita conocerse, pues pese a que la mayoría de las Asociaciones Civiles trabajan en beneficio de la sociedad, también existen al interior de algunas de ellas situaciones que afectan el buen desarrollo de becas o programas de alto impacto social. 

El asunto es que este año gané una beca, junto a una colega periodista, para escribir un reportaje en coautoría, relacionado con: Trata de Personas, Trabajo Forzoso o Trabajo Infantil; optamos por el último rubro. 

La beca consistía en 15 mil pesos, por persona, por tres meses, y la ofrecía la AC Dignificando el Trabajo. Recibimos los pagos de marzo y abril sin falta; pero a inicios de este mes de mayo se nos canceló la beca debido a que dos de los trabajos que debíamos entregar en línea, los hicimos en conjunto. 

TE PUEDE INTERESAR: Que se vaya Delfina de la SEP

Apelamos de inmediato que en las indicaciones no se especificaba que la entrega de esos trabajos debía ser individual y que nos pareció lógico hacerlo juntas porque el reportaje al final lo haríamos entre las dos. Entregaríamos un sólo reportaje.  
Vaya, el punto es que la directora y fundadora de la AC, nos respondió vía e-mail que estábamos incumpliendo su reglamento interno, además de que les habíamos “faltado al respeto” -al pedir aclaraciones por correo sobre por qué no tomarían en cuenta nuestros trabajos-, y que como no nos podían evaluar esas dos actividades ya no cubríamos el 80% para mantener la beca, así que mejor ya ni nos presentáramos el viernes (6 de mayo) a la última sesión y que tampoco nos molestáramos en escribir nuestro texto.  

Varias cosas llaman nuestra atención: 1) Después de la primera sesión, hubo una reducción de viáticos a los becarios foráneos que debían asistir a las sesiones presenciales en la CDMX, que la propia AC dijo cubriría. 2) Desconocíamos que el trabajo final no lo iban a revisar ni a publicar en ningún lado, y que sólo se tomaría como recibido. 

TE PUEDE INTERESAR:  ‘Cuartos Vacíos’

Ahora bien, el problema no son los 5 mil pesos que ya no nos entregarán a cada una, aunque supongo que deberán justificar que ese dinero no se dio para lo que estaba destinado, que son becas de un programa en específico; sino el cómo este tipo de prácticas merman el desarrollo de textos periodísticos sobre temas que poco tocamos y que urge sean difundidos, como lo es la Trata de Personas, el Trabajo Forzoso y el Trabajo Infantil. 

Lamentable, sin duda, toda la situación. Por un lado, no pudimos concluir con la última sesión de los talleres que, eso sí, nos dotaron de buena información. Y por el otro, la falta de comunicación asertiva de la dirección de la organización no permitió que existiera ningún tipo de negociación, acuerdo, apertura o qué sé yo, para dar más valor al contenido de los trabajos que al si se hizo individual o por equipo.  ¿O será más bien que se quedaron sin dinero y esa fue su manera de enfrentarlo? No lo sabemos. 

POR KARINA ÁLVAREZ

CORREO: K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM

TWITTER: @KAFARK84

FACEBOOK: @KARINAPERIODISMOSOCIAL

INATAGRAM: @KAFARK

SINCRONÍA: https://cuartosvacios.mx

PAL

SIGUE LEYENDO

Baños y rampas

La niñez que no vemos

El robo, vía WhatsApp