COLUMNA INVITADA

INAI, organismo autónomo

El INAI es una institución que, sin duda, contribuye a preservar la estabilidad social y el Estado de Derecho, características tan necesarias en los complejos tiempos que vivimos. Por ello, es necesario que se mantenga su autonomía

OPINIÓN

·
Xóchitl Gálvez / Colaboradora / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Los organismos autónomos son parte esencial de los gobiernos democráticos.  Más aún si se trata de aquellos que se dedican a la transparencia y rendición de cuentas.

En un régimen democrático como el nuestro, en la vida pública la transparencia es un elemento indispensable. Por un lado, sirve para construir confianza ciudadana, y por el otro, para mejorar la gestión pública y la rendición de cuentas.
 
El derecho de acceso a la información pública dota a las y los ciudadanos de un instrumento de participación y supervisión sobre las acciones de la administración pública y el ejercicio del presupuesto. Y, a la vez, permite que sus voces sean escuchadas en todos los ámbitos de la vida pública.

TE PUEDE INTERESAR: La Casa Gris

La ciudadanía tiene derecho a saber cómo operan las instituciones públicas y éstas están obligadas a rendir cuentas de su quehacer, cómo lo realizan, por qué y para qué. La rendición de cuentas y la transparencia facilitan el diálogo social con quien gobierna.  
 
Por otra parte, para participar con libertad y en igualdad, la protección de los datos personales es clave; pues, evitar la intromisión a nuestra privacidad, mantiene nuestra dignidad y nos permite ser quiénes somos.
 
Por estas razones, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a Ia Información y Protección de Datos Personales (INAI) es un organismo fundamental para el Estado mexicano, pues ha sido protector de derechos humanos y actor esencial en el combate a la corrupción.

A lo largo de 20 años, desde su nacimiento como IFAI en 2002, ha salvaguardado nuestro derecho a saber y nuestros datos personales, transitando de ser parte de un poder a convertirse en una instancia autónoma que ha logrado homologar el respeto de estos dos derechos en todo el país.
 
Su papel de contrapeso mantiene la balanza y articulación institucional, y constituye un mecanismo de control del poder.

La autonomía del INAI es una conquista que no debe someterse a negociación, pues es la que asegura que sus determinaciones no estén sujetas a ninguna subordinación. 

Dicha autonomía no es un obstáculo para avanzar en el crecimiento de México. Por el contrario, contribuye a su consolidación; pues solo evaluándonos unos a los otros podemos mejorar como instituciones.

TE PUEDE INTERESAR:  Derriban árboles y no pasa por ahí

La autonomía se blinda de distintas maneras: con libertad de decisión, de organización; o bien, de presupuesto; siendo un componente para su mantenimiento los procesos de nombramientos de sus integrantes, situación que a esta soberanía le corresponde llevar a cabo en este momento.

Es de vital importancia que órganos como el INAI cuenten con los mejores perfiles, que sean especializados e íntegros, así lo hemos impulsado desde el Senado e la República.

El INAI es una institución que, sin duda, contribuye a preservar la estabilidad social y el Estado de Derecho, características tan necesarias en los complejos tiempos que vivimos. Por ello, es necesario que se mantenga su autonomía.

POR XÓCHITL GÁLVEZ
SENADORA DEL PAN
@XOCHITLGALVEZ

CAR

SIGUE LEYENDO

Cambio climático, no es alarmismo

No podemos destruir el futuro de nuevas generaciones

Lengua materna