DEFINICIONES

¿Y los operadores?

¿Quién cabildea y consigue votos en el Congreso, por ejemplo? ¿Quién convence? ¿Quién revisa que los números den? ¿O ya no importa? ¿Dónde están los operadores?

OPINIÓN

·
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

¿Quién opera para el presidente López Obrador? ¿Quién cabildea y busca convencer con argumentos? ¿Quién consigue votos en el Congreso, por ejemplo? ¿Quién revisa que los números en las votaciones den? ¿O ya no importa? Si tomamos como ejemplo lo visto con la iniciativa de Reforma Eléctrica presidencial, la operación política del gobierno federal es un fracaso. La 4T no consiguió ni un voto de legisladores de oposición. 

TE PUEDE INTERESAR: AMLO, ganar perdiendo

Ni uno. El escenario que hoy vive San Lázaro, donde Morena y sus aliados ya no tienen mayoría calificada —dos terceras partes—, es muy parecido al del Senado, donde Ricardo Monreal ha navegado desde hace tres años, logrando sacar adelante todas las reformas constitucionales del Presidente que han pasado por ahí. ¿Por qué en la cámara es imposible? ¿Falta oficio? ¿Faltan operadores? ¿O cambiaron los tiempos políticos? ¿Dónde están los Monreal o los Julio Scherer que escuchaban, hablaban y convencían a la oposición? En San Lázaro, definitivamente no. En un primer momento de su joven paso por Bucareli, el secretario de Gobernación Adán Augusto López, resultó eficaz y cuidadoso de las formas en su trato con opositores al gobierno, pero una semana antes de la Consulta de Revocación de Mandato abandonó el papel de interlocutor y se puso la cachucha de porrista. Desistió de ser canal de comunicación. ¿Quién opera para el régimen? Ignacio Mier, el coordinador de Morena en San Lázaro no logró ni un voto de diputados de oposición. ¿Fue un cálculo? ¿Una instrucción? ¿O muestra de incapacidad para tender puentes? ¿Quién asume el rol de eficaz operador para el Presidente? Pontificar no alcanza. 

Eso tiene otros fines, y AMLO lo sabe hacer muy bien para confrontar, adueñarse de la narrativa y contrastar. Pero el gobierno necesita que alguien tenga interlocución con quien piensa distinto. Atacar o señalar desde la mañanera, sirve para otra cosa. Es narrativa, es comunicación. ¿Pero quién opera? ¿Alguien? Porque se necesita operación y convencimiento. A menos que en la 4T se haya decidido que ya no es necesario, y que lo que viene es radicalizarse más, pura confrontación y desgaste; nada de negociación, diálogo ni acuerdos, mucho menos concesiones. 

TE PUEDE INTERESAR: Revocación de Mandato: ¿Votar o no votar?

••• 

OFF THE RECORD: Al PRI, se le presionó desde la mañanera. Pero no hubo mayor diálogo con ellos desde el gobierno. Al PAN y PRD ni los buscaron. Ni una llamada a sus coordinadores parlamentarios, por ejemplo. ¿Qué incentivo tenían para no votar como votaron, rechazando la Reforma Eléctrica del Presidente? O la operación política es un desastre, o de plano desde la 4T se ha tomado la decisión de abandonar esa vía.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

SIGUE LEYENDO

La clave está en el PRI

¿Adán Augusto es el tapado?

Morena no tendrá un día de campo