COLUMNA INVITADA

Extorsión: avance y pendientes

Prevención y denuncia son las mejores herramientas para enfrentar el delito desde la ciudadanía y las instituciones, para limitar el avance delincuencial

OPINIÓN

·
Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Prevención y denuncia son las mejores herramientas para enfrentar el delito desde la ciudadanía y las instituciones, para limitar el avance delincuencial. La extorsión es uno de los delitos donde se ve reflejado con mayor claridad la convergente acción de ese binomio. Ha permitido, al primer bimestre de este año, una disminución del 80% en las denuncias en la Ciudad de México, de acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Este es uno de los delitos de mayor registro territorial en los últimos años, ya sea vía telefónica o de manera presencial, con engaños o amenazas. Los extorsionadores han modificado sus estrategias de acuerdo al contexto, pero siempre con la misma base: generar temor en sus víctimas para impedir que descubran el engaño.

Una ciudadanía más informada, participativa ante los problemas de seguridad que la aquejan es la que ha impulsado un cambio sustancial en la incidencia de las extorsiones. Ha avanzado en la capital nacional. Este jueves en reunión con la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy, representantes empresariales y ciudadanos, sin embargo, plantearon que es necesario potenciar los instrumentos —la app No+Extorsiones, por ejemplo— y el conocimiento de las capacidades para combatirla, lo cual implica reconocer que hay trabajo por hacer desde todas las trincheras.

También reconocieron el esfuerzo del gobierno y de la FGJ. El reporte DISÍ, presentado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, revela que en el primer bimestre del 2019 se denunciaron 228 casos en la capital nacional, pero para el mismo periodo de este año fueron 46. Un decremento importante. Hay que continuar.

Por un lado, la capacidad ciudadana para no ser víctima del engaño y denunciar, y por el otro, la virtud policial de atender esas denuncias con mayor preparación, explican que en la capital nacional fracasó el 96 por ciento de las tentativas extorsivas en contraste con el 93 que lo hace a nivel nacional.

Inadecuado desconocer el impulso que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha dado para enfrentar las causas de la delincuencia. Mejorar capacidades policiales y una verdadera coordinación entre la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía de Justicia ha contribuido. Y falta.

En las extorsiones, la ciudadanía ha sido un factor central. Más allá de las denuncias, los reportes que recibe el Consejo Ciudadano en su Línea de Seguridad o Chat de Confianza (55 5533 5533) indican que cinco de cada seis intentos fueron solamente eso. Las víctimas pudieron desactivar la extorsión, la mayoría de las ocasiones a partir de la triada de la prevención: colgar-verificar-reportar.

De 2021 a la fecha, el organismo ha atendido casi 3 mil reportes de todo el país, lo que refleja el interés de las víctimas por buscar orientación ante el delito y el aprendizaje de que desde la ciudadanía es posible construir entornos seguros. Hoy tenemos una Ciudad más segura y aun con ello es necesario profundizar el esfuerzo. Una realidad para reconocer.

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 

@guerrerochipres 

MAAZ