COLUMNA INVITADA

Ciudadanía y emociones

En unos días serán dos años del primer caso de Covid en México y del inicio de las medidas sanitarias que transformaron la vida de millones de personas

OPINIÓN

·
Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

En unos días serán dos años del primer caso de Covid en México y del inicio de las medidas sanitarias que transformaron la vida de millones de personas. Un tiempo de tristeza y frustración para unos, para otros de oportunidad y recuperación. 

A un lado del debate político, de revisión de políticas públicas aplicadas durante la pandemia, de resignificación individual de nuestros roles, responsabilidades, oportunidades y pérdidas, se encuentra la resignificación de nuestra salud emocional luego del duelo, de la pérdida de empleo, oportunidades empresariales o afectivas y amorosas que se diluyeron o fueron encontradas. 

Hemos colocado a la salud mental como un derecho y no como un lujo, equiparable a la salud fisiológica. 

Autoridades y organismos civiles han buscado diversas vías para acercar la contención emocional a todas y todos. En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, desde el 2020 hasta lo que va de este año, hemos dado apoyo psicológico a más de 85 mil personas. 

La pandemia ayudó a visibilizar la necesidad de esa atención, lo que se refleja en el aumento de reportes recibidos en la Línea de Seguridad o Chat de Confianza (55 33 5533) a partir de marzo de 2020, y en un crecimiento del 350% en enero de 2022 en comparación con el mismo mes de hace dos años. 

En este tiempo, la capacidad para pedir ayuda ha sido más evidente entre las mujeres, quienes generaron el 72% del total de solicitudes de atención, y en las personas jóvenes. El 39 % tienen entre 12 y 20 años, el 27% entre 21 y 30, y el 14% entre 31 y 40. 

Ansiedad, fatiga pandémica, depresión, son emociones y situaciones que ahora son nombradas y ante las cuales se busca alivio. En el conjunto de reportes significan una de cada cinco. La ruptura o problemas de pareja representan el 14.5%, seguida de problemas familiares con 10.5%. 

Los datos revelan una condición prevista a partir de los cambios en las dinámicas familiares y sociales: la relación con las personas más cercanas se ha alterado y se requiere apoyo para lograr la estabilidad. Es una realidad entendida, impactante y transformadora de la vida cotidiana. 

Aunque los reportes al Consejo Ciudadano provienen mayoritariamente de la capital nacional, los requerimientos de contención emocional se dan también del Estado de México, Jalisco, Veracruz, Puebla o Nuevo León, y desde Colombia, Perú o Estados Unidos. 

Construir una red de atención es labor de todas y todos los integrantes de la comunidad: ciudadanos, organismos civiles y empresariales y autoridades. En la CDMX, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ya ha impulsado la atención a las afectaciones de la salud mental, organismos empresariales han acompañado ese proceso, como lo hizo una diversidad de actores ocupados en la atención de problemas. 

Hay esfuerzos innovadores, como la creación del Diccionario de las Emociones, iniciativa en la que participan Heraldo Media Group, la UNAM y otras instituciones cercanas a la ciudadanía. Dos años. 

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 

@guerrerochipres 

MAAZ