COLUMNA INVITADA

2022: Año clave para la consolidación democrática

Tendrán verificativo la Revocación de Mandato y las elecciones para la renovación de seis gubernaturas

OPINIÓN

·
Emilio Suárez Licona / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

La agenda pública del año que recién comienza está enmarcada por diversos fenómenos de gran trascendencia para el futuro próximo de la democracia de nuestro país, ya que habrán de tener verificativo la consulta de Revocación de Mandato y las elecciones locales para la renovación del ejecutivo estatal en seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas. 

Ambos se insertan coyunturalmente en el cuarto año de gobierno del presidente López Obrador. El resultado de tales ejercicios constituirá un indicador relevante sobre la manera en que la población califica a la actual administración. Vale la pena resaltar que las últimas encuestas indican que el titular del Ejecutivo goza de un porcentaje de aprobación de alrededor de 60 por ciento y que Morena aventaja en cinco de las seis entidades.

En cuanto a la Revocación de Mandato, el TEPJF rechazó el acuerdo del INE por el cual determinó el aplazamiento del proceso, e instruyó al instituto a implementar las medidas y adecuaciones presupuestales necesarias para llevarlo a cabo, sin afectar sus obligaciones constitucionales y legales. Asimismo, vinculó a la SHCP para dar respuesta a la brevedad de manera motivada y fundada, en caso de alguna solicitud de ampliación presupuestaria por parte del INE.

No debe perderse de vista que la Revocación de Mandato constituye un mecanismo de participación ciudadana de suma importancia para el desarrollo democrático de nuestro país, por lo que el reto de su organización debe asumirse con un gran sentido de responsabilidad.

Lo anterior, en el entendido de que estará en juego la confianza de la ciudadanía en este tipo de mecanismos y en el propio INE. 

Te puede interesar: Jugar a las estatuas (otra vez)

En el caso de los comicios locales, dichos ejercicios llegan un año después de las elecciones más grandes de nuestra historia, las cuales dejaron en evidencia la polarización política que vive el país. Se encuentran en juego seis gubernaturas que actualmente están ocupadas por figuras provenientes de partidos de oposición, y de nueva cuenta las opciones de los ciudadanos se reducirán a la dicotomía entre el bloque opositor y la coalición del partido en el poder.

Los ejercicios de definición de candidatos han expuesto las fracturas internas en el interior de los partidos. En el caso de Morena, el método de las encuestas ha perdido legitimidad en un amplio sector de su militancia, y la alianza no termina de afianzarse en distintos estados. Por ello, el principal reto para ambos bandos estará en crear condiciones de unidad que deriven en proyectos políticos viables y coherentes, cuya oferta electoral priorice la puesta en marcha de políticas públicas que favorezcan la mitigación de los estragos que ha generado la pandemia.

El 2022 presenta un escenario complejo que pondrá a prueba la fortaleza de nuestras instituciones democráticas, las cuales habrán de garantizar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales, en beneficio de la consolidación de la democracia de nuestro país en tiempos de marcada incertidumbre.

POR EMILIO SUÁREZ LICONA
CONSULTOR Y PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD PANAMERICANA
@EMILIOSL

SIGUE LEYENDO

Queridos Reyes Magos

Por lo que seguiremos luchando

PAL