SALTO CUÁNTICO

Ómicron en los niños

Pese a que son pocos niños y niñas menores de 14 años que han requerido hospitalización, especialistas aseguran que los casos aumentan

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Las últimas dos semanas algo ha pasado entre los menores de 14 años y la variante Ómicron, pues son más los casos que suenan entre familiares, vecinos, amigos y colegas, sobre niños y niñas con COVID-19.

La mayoría, de los que no hay estadísticas precisas, si bien no han requerido hospitalización, sí se han puesto más graves que sus padres, quienes, en la mayoría de los casos, cuentan con dos vacunas.

Pequeños de 5, 10, 12, 13, 14 años son los más afectados, pues son las edades en las que más está pegando la variante. La llamada tos de foca es uno de los principales síntomas, acompañada de fiebre, congestión nasal, dolor de cabeza, diarrea y dolor de garganta.

TE PUEDE INTERESAR: Horror en el penal de San Miguel

Son estos casos los que muestran que, pese a todo lo que el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell ha dicho sobre que no es necesario vacunar a los menores de 15 años —aun cuando la OMS dice que sí se vacunen—, urge se revisen sus protocolos, pues actualmente vemos y tenemos casos de niños y niñas contagiados con Ómicron. Padres que tienen a sus niños enfermos aseguran que se les ha complicado respirar y los han tenido que inyectar para fortalecer los pulmones.

Especialistas pediatras del Tec de Monterrey aseguran que la mayoría de los casos en población pediátrica han sido leves y sólo un porcentaje reducido ha requerido de hospitalización. Sin embargo, esto va en aumento.

¿Será necesario que se pierdan vidas para que se considere la vacunación para los menores de 15 años? En varios países de América y el resto del mundo, las poblaciones están inmunizadas hasta los menores de 5 años.

La semana pasada, el presidente López Obrador dijo en una de sus conferencias matutinas —ante la pregunta de un periodista que hablaba sobre el llamado de la OMS para vacunar a los niños pequeños—, que él tenía la información de los especialistas mexicanos que decían que no era necesario y que se basaría en lo que se diga acá en México, no en otra parte.

Bueno, pues mientras se deciden los gobernantes, los niños y niñas seguirán sufriendo las consecuencias de una enfermedad, que, si bien es más leve que otras variantes, no deja de mermar su salud, que es lo más importante.

•••

Sigue abierto el caso del bebé encontrado en San Miguel. Tras dos semanas de que nos esteramos que su cuerpo fue encontrado en el basurero del penal en Puebla, el caso no se cierra y sigue ocultando varios misterios.

TE PUEDE INTERESAR: ¿De quién es el bebé asesinado en San Miguel?

Una de las grandes dudas que se tenían era ¿para qué fue usado el cuerpo del pequeño de tres meses?, las hipótesis de las autoridades de la Ciudad de México arrojan que para santería, pues se le entregó a un reo que se dedica a eso al interior de dicha cárcel. ¿Él mandó traer al menor desde el panteón para hacer el trabajo?, aún no lo sabemos, como tampoco sabemos para quién hizo tal fechoría. Ojalá y pronto se resuelva este caso, que abre la puerta de un negocio que seguramente deja muchas ganancias en el interior de la cárcel.

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84

CAR

SIGUE LEYENDO

Ómicron en las aulas

Regreso a clases vs. Ómicron

¿Qué niñez estamos formando?