SALTO CUÁNTICO

Regreso a clases vs. Ómicron

Millones de niños y niñas vuelven este lunes a las clases presenciales y en línea con una variante del coronavirus que los acecha a cada instante

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Científicos de todo el mundo consideran que la propagación de la variante Ómicron, de COVID-19 es la más veloz y contagiosa en la historia humana. Sin embargo, desconocen muchos aspectos sobre su letalidad y sus secuelas.

Pese a lo que las autoridades educativas informen, es con esta y con muchas otras incertidumbres con las que los estudiantes regresan hoy a las aulas, sin contar las entidades que decidieron cambiar su retorno a clases, algunos para el 17 de enero. Hidalgo y Coahuila establecieron una especie de cuarentena en la que los estudiantes de educación básica no deberán presentarse en las escuelas hasta el 17 de este mes. Mientras que Nuevo León y Baja California optaron por alargar las vacaciones escolares, para volver una semana después de lo estipulado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para este 3 de enero. Otras entidades que postergaron el retorno son Tamaulipas y Quintana Roo, ante un alza de casos de coronavirus en la región.

Y mientras los contagios de Ómicron se expanden y extienden, en la Ciudad de México las cosas siguen igual, sin grandes intentos por reforzar las medidas de higiene y salud. Sumándole que el gobierno mexicano ya anunció que no vacunará a los menores de 15 años, al menos no por el momento.

Con estos antecedentes, millones de niños y niñas vuelven a las aulas, algunos conscientes de los riesgos, otros, con la bendición de sus madres y padres para que no se infecten en los salones de clases. Pero, ¿qué es lo correcto por hacer: dejar que los niños y niñas se queden encerrados de nuevo, tomando sus clases sólo por línea? La respuesta es desconocida. Será en las primeras semanas de 2022 que se realice la vacunación de refuerzo para maestras, maestros, personal administrativo y de apoyo a la educación, para garantizar la adecuada operación del servicio educativo.

Como sea, en todo este caso lo más importante es la salud de la comunidad educativa por encima de cualquier circunstancia. Y sin ánimos de ir en contra de lo que dice el gobierno mexicano, tomemos en cuenta que en Europa: el historiador y médico Anton Erkoreka, quien investiga las epidemias del pasado, se declara asombrado por la variante Ómicron: “Es el virus más explosivo y el de más rápida difusión de la historia”, declaró hace unos días para el periódico El País.

Otro dato interesante es que uno de los brotes de Ómicron mejor estudiados es el de una fiesta en Oslo, en la que un invitado recién llegado de Sudáfrica infectó con la variante al menos a 81 de 117 asistentes.

Con esta advertencia es importante reflexionar sobre cómo lograremos que el desarrollo educativo y social de nuestras infancias se logre a plenitud, en un mundo donde los virus mutan constantemente y la atención a la educación es cada vez más alejada o despreocupada.

•••

SINCRONÍA: La SEP declaró que el 6 de enero no habrá clases, pero el viernes 7 sí.

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84

Sigue leyendo:

La curiosidad como método de aprendizaje

Papás ven caos y rezago en las clases por TV y vía internet

PAL