PASIÓN POR CORRER

En sus marcas, listos...

El trabajo será más efectivo, si se establecen objetivos y una planeación. Las metas pueden ser desafiantes, pero también deben ser realistas.

OPINIÓN

·
Rossana Ayala / Pasión por Correr / Opinión El Heraldo de México

Se dice que la forma más rápida de empezar a correr consiste en ponerse los tenis y salir a hacerlo. Es cierto. Sin embargo, para obtener mejores resultados lo ideal es tomarse tiempo para prepararse física y mentalmente. Enfrentarse al reto de la hoja en blanco en la carrera no es tan fácil para quien nunca ha corrido, pues, además, de la condición, manejar la frustración y la falta de información es también uno de los grandes retos.

Y es que no hay que ser maratonista para obtener todos los beneficios que trae esta actividad. Con trotar unos 20 minutos, de tres a cuatro veces por semana, es más que suficiente. Lo interesante viene después, cuando no te conformas con eso y quieres más.

Jamás me cansaré de decir que el primer requisito para empezar a correr es hacerse un chequeo médico, sobre todo, si padeciste COVID-19, si tienes problemas de sobrepeso, cardíacos o en articulaciones. Si todo está bien con la salud, ahora hay qué pensar en qué es lo que se quiere lograr. El trabajo será más efectivo, si se establecen objetivos y una planeación. Las metas pueden ser desafiantes, pero también deben ser realistas.

Los entrenadores recomiendan el criterio EMRRP para establecer metas enfocadas, es decir, deben ser Específicas, Medibles, Realistas, Relevantes y con un Plazo. Los plazos pueden ser corto, mediano y largo. Un corto plazo puede ser un tiempo aproximado a un mes, las metas a mediano pueden realizarse en un periodo de tres meses, y el largo plazo, puede ser de metas para todo el año.

Hay que evitar las metas demasiado vagas como “mejorar mi salud o mi condición”, es necesario especificar el nivel de condición y cómo piensas mejorar la alimentación, y combinarlo con el descanso. En internet puedes encontrar infinidad de planes para hacer desde 5Km, 10Km, 21Km, hasta ultramaratones, pero antes de adentrarte en esos terrenos, es mejor comenzar con lo que llaman un programa base o inicial que no es otra cosa que un programa sencillo que ayuda a desarrollar la condición física en general y las capacidades al correr.

Si comienzas a entrenar con un programa para una carrera en específico sin haber realizado un plan base es probable que no estés preparado para la carrera, tu desempeño no sea el mejor y estés más expuesto a sufrir una lesión. Es mejor empezar poco a poco con objetivos alcanzables, que puedas ir cumpliendo, que ponerte una meta demasiado ambiciosa y terminar lesionado.

Sé paciente y no te frustres. Seguro muchos piensan que a los corredores, esto de salir correr se nos da solo; la verdad es que no, al menos a mí, me cuesta mucho trabajo pararme y aún más con este frío. Muchas mañanas enfrentamos el debate de: “voy o no voy”, y hacemos grandes esfuerzos mentales para sacarnos las ganas de saltar de la cama, pero vencerlo siempre tiene su recompensa: cuando paras el reloj después de correr y empiezas a estirar, te sientes capaz de lograr cualquier cosa en tu vida.

POR ROSSANA AYALA
AYALA.ROSS@GMAIL.COM
@AYALAROSS1

PAL