COLUMNA INVITADA

Deja que la vida te sorprenda

Aunque me cuesta trabajo creerlo, hoy más de 500 personas han leído mi historia y las ha inspirado. Estas sorpresas te dan energía

OPINIÓN

·
Laura Elena Gerdingh / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Por supuesto que es importante tener ilusiones y sueños. Y obviamente esto no basta, hay que tener claridad al planear los pasos que nos llevarán a hacerlos realidad y también hay que trabajar para lograrlo. Pero creo que también es importante estar abiertos a lo que nos llega, porque a veces la vida te da sorpresas que rebasan lo que podrías haber esperado o, incluso, imaginado.

En estos días me sentí sorprendida y muy feliz cuando me di cuenta de que de pronto ya van más de 500 copias de mi libro Cáncer, escogiste a la cabrona equivocada. Me querías matar y me llenaste de vida, vendidas. Simplemente no lo podía creer. Recordé el día que recibí impresas las primeras 250 copias que con tanta ilusión y esfuerzo mandé imprimir.

Ese día fui a comer a un restaurante para festejar con mi mamá y mis hijas, luego a cenar con un amigo que me dijo que teníamos que celebrar. Sin embargo, al llegar a mi casa y bajar las dos cajas que contenían mi tan preciado tesoro me senté en mi cama y, viendo los 250 ejemplares, me puse a llorar. Ya las lágrimas habían rodado por mis mejillas varias veces durante el día. Pero estas sabían diferentes. Pues las anteriores habían sido de emoción.

Estas eran de tristeza, pues ahí sentada pensé: ¿a quién le voy a vender tantos libros?, ¿a quién le va a interesar leer mi relato? Me sentí ridícula, cómo me había imaginado que era una buena idea gastar un dinero que no me sobraba en la edición, diseño e impresión necesarias. Una imagen se me apareció y me llenó de desilusión. En esa imagen estaba yo sentada en esa misma cama frente a mi librero, pero de viejita.

Delante de mí todas las copias de mi libro que no habría podido vender, empolvándose cada año un poco más… Afortunadamente, la gente empezó a comprar y a leer mi libro. Sus comentarios me animaban, pues les gustaba mucho, les pareció que era inspirador y que podía ayudar a muchas personas. Su confianza en mi proyecto renovó mi esperanza. Empecé a soñar con que se venderían esas 250 copias. Así fue, se vendieron esas primeras 250 y pronto tuve que mandar a imprimir más.

Con el apoyo de Gooday lo logré. Hoy mi libro se vende en Mercado Libre y en Gandhi. Aunque me cuesta trabajo creerlo, hoy más de 500 personas han leído mi historia y las ha inspirado. Lo padre de estas sorpresas que la vida te da es que te llenan de energía, te hacen sentir que cualquier cosa es posible, te llevan a imaginar nuevos horizontes, a ponerte más metas y a sentir que eres capaz de hacerlas.

Tener esa seguridad en ti mismo es uno de los ingredientes para lograr lo que te propones. Así, esto me ha llenado de tanta ilusión que he decidido intentar vender mi libro en lugares donde atiendan a pacientes con cáncer. Porque quiero seguir haciendo mi sueño realidad.

Encender la antorcha de la esperanza en la vida de aquellos para quienes se haya apagado como me sucedió a mí. Sé que necesitaré entusiasmo, energía, trabajo, dedicación, tenacidad, paciencia, inteligencia, apoyos, organización. También sé que tengo lo principal, vida, salud y la confianza de que así será.

POR LAURA ELENA GERDINGH
PSICOTERAPEUTA / SPEAKER
@LGERDING

MAAZ

Sigue leyendo

Simplemente gracias Nevado, gracias Luna

Date un respiro

El corazón de mi amiga Gis