DESDE AFUERA

Cuando los pequeños enseñan a los grandes

Lo que persigue la alianza es la unión de "nuestras características propias para hacernos más atractivos con socios como Estados Unidos"

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

En medio del surgimiento de la "marea rosa" en América Latina, tres pequeños países de la Cuenca del Caribe, Costa Rica, Panamá y República Dominicana formularon una informal "Alianza para el Desarrollo en Democracia" que busca promover el fortalecimiento democrático y el crecimiento económico, a través del incremento de las relaciones y lazos comerciales, demográficas y culturales entre ellos.

"La alianza de estos tres amigos (los presidentes de cada país) es un espacio informal y flexible y no estamos tratando de reemplazar a los organismos multilaterales o alguna otra institución", afirmó el canciller dominicano Roberto Álvarez en un documento y en declaraciones en una mesa redonda en el Wilson Center con sus homólogos costarricense y panameña.

Lo que persigue la alianza, agregó, es la unión de "nuestras características propias para hacernos más atractivos con socios como Estados Unidos, en estos momentos en que se reconfiguran las cadenas de suministro".

En otras palabras, están abiertos a negocios y a quien quiera hacerlos, aunque abiertamente apuestan por Estados Unidos.
Son naciones pequeñas, que en conjunto apenas rebasan los 20 millones de habitantes y se acercan a los 200 mil millones de dólares de Producto Interno Bruto.

No buscan grandes reformas sino aprovechar oportunidades y ventajas en el marco de organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Los tres países: Costa Rica, Panamá y la República Dominicana tienen mucho que ofrecer a EEUU como aliados para fortalecer esta cadena de suministro fundamental”, aseguró el canciller dominicano. Los tres se encuentran entre las naciones con mejores perspectivas de crecimiento (entre 3.5 de Costa Rica y el más de 8% de República Dominicana).

Y según Álvarez, “si (los tres) fuéramos un país, nos convertiríamos en el tercer socio comercial más importante de Estados Unidos (en Latinoamérica). Solamente superados por México y Brasil”.

Ciertamente, los portavoces de los tres países trataron de evitar la noción de que pudiera haber una competencia con otras agrupaciones. De hecho, Dominicana espera colaborar con la agenda de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

Pero la verdad sea dicha, el planteamiento de una alianza, tan informal como se quiera, pero que expresa abiertamente su interés en aliarse con Estados Unidos y profesar su fe en los sistemas democráticos, es una declaración por sí sola.

La alianza no está cerrada a la posibilidad de crecer, y el 21 de marzo harán una cumbre en San José, con otros gobiernos invitados, pero mucho de su acuerdo se basa en coincidencias personales y la idea de que trabajar en bloque los hace más fuertes. Ciertamente, el pragmatismo de los "tres amigos" puede resultar desagradable para los maniqueos de izquierda y derecha, pero la realidad es que a veces los pequeños pueden dar lecciones a los grandes. 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

MAAZ

Sigue leyendo

Nicaragua: ¿Dónde está la izquierda latinoamericana?

EEUU: ¿Tiempo de preocuparse?

La SRE, entre política y política