DESDE AFUERA

México y sus intereses

Se trataría esencialmente de peticiones de ingreso, o en un caso más bien de acceso, a convenios internacionales en los que México tiene un papel crucial

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

Sin quererlo, casi por accidente y como consecuencia de sus membresías, México se puede encontrar en el eje de negociaciones comerciales con consecuencias geopolíticas importantes.

Se trataría esencialmente de peticiones de ingreso, o en un caso más bien de acceso, a convenios internacionales en los que México tiene un papel crucial.

Por un lado, el más publicitado: el acercamiento británico a ingresar al Tratado comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), como una forma de asegurarse un ancla comercial con EU y aliviar las consecuencias de su salida de la Unión Europea, el Brexit que el gobierno de Boris Johnson no lamenta, pero la economía de su país ya resiente.

Según expertos, no hay fórmulas de acceso al T-MEC. En todo caso, Gran Bretaña ya tiene convenios de libre comercio con Canadá y México.

Del otro, están dos peticiones paralelas, irremediablemente opuestas y políticamente complicadas.

Tanto la República Popular China como la República China (Taiwán) han solicitado por separado su ingreso al Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (TPP), que fue una piedra angular de la política comercial y geopolítica de EU, bajo el gobierno de Barack Obama.

En alguna medida, Obama veía al TPP como un dique de contención a la expansión económica china en la región Asia-Pacífico, pero la idea de un nuevo gran acuerdo comercial tuvo poca tracción en Estados Unidos y su sucesor, Donald Trump, lo abandonó en 2017.

El ahora presidente Joe Biden expresó, como candidato, la intención de recuperar el sitio, pero políticamente parece ahora fuera de lugar.

Los demás países del convenio siguieron adelante y lograron poner en vigencia el acuerdo en Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. El convenio está en proceso de ratificación en Chile.

Las peticiones chinas tienen ambas implicaciones considerables. Hechas con una semana de diferencia, se encuentran en el centro del actual forcejeo geopolítico y rejuego de influencias en la región del Pacífico.

La solicitud de Beijing se realiza en medio de su conflicto político-comercial con Australia, un país fundador del TPP, que a reserva de sorpresas, se opondrá –por lo menos de momento– al ingreso de China Popular.

La petición de Taipéi pone al TPP directamente en medio del diferendo significado por los reclamos de soberanía de China Popular sobre la nación, isla que se proclamó independiente hace 70 años, y EU que apoya la autonomía taiwanesa.

México reconoce a la República Popular China, pero también es aliado de Australia y socio de Estados Unidos.

La sugerencia lógica sería que el gobierno mexicano analizara con cuidado sus intereses de corto y largo plazo. Pero hay también otros factores, como las posturas (o quizá las poses) políticas domésticas y una visión del futuro limitada a 2024... 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

CAR