MUNDO DIGITAL

La realidad del home office

Las formas de trabajar han cambiado también para las empresas, que tendrán que adaptarse a la “nueva normalidad” con más inversiones en tecnología

OPINIÓN

·
Armando Kassian / Mundo Digital / Opinión El Heraldo de México

Una reconocida revista hizo un análisis al que tituló como “El futuro que nos espera”, y detalla 20 puntos al respecto de lo que viviremos en un futuro cercano sobre el tema del home office y de la comúnmente denominada “nueva normalidad”.

Ya habíamos tocado este tema en más de una columna hace ya varios meses, y tengo que admitir que conforme fueron pasando los días de home office, mi perspectiva del tema se fue alineando cada vez más a lo que a continuación les resumo de este análisis, del cual también estoy seguro que irá evolucionando con el tiempo.

Nadie quiere vivir en el tráfico, y al mismo tiempo, las personas quieren volver a socializar, esto tendrá como consecuencia que el trabajo a distancia prevalecerá en muchas industrias con nuestras casas mejor adaptadas para el trabajo. Las reuniones serán en diferentes lugares, más cómodos y ubicados convenientemente para los equipos de trabajo,  y  dentro de las oficinas, se empezaran a ver  espacios para grandes juntas digitales con todas las soluciones. Esto está teniendo como consecuencia que la tecnología en las casas se incremente, así como la adaptación de ellas para el trabajo diario y al mismo tiempo la ubicación de la vivienda podría re priorizarse, ya que no será tan relevante vivir cerca de una gran ciudad.

Un aspecto importante que se menciona, y que creo que será uno de los temas más controvertidos y que irá evolucionando con el tiempo, es el modelo mixto o híbrido de trabajo actualmente es el más lejano a nuestra realidad, pocas casas son las que estaban listas para este esquema en temas como la velocidad de conexión a internet y la seguridad en esta, e incluso en tener un lugar adecuado y especial para el trabajo. Por otro lado, implica, en este momento, posiblemente un doble costo para las empresas, ya que esto significaría tener que seguir con los gastos de oficina, más los gastos que tendría que realizar la empresa para poder ejecutar un correcto home office. 

Por lo anterior, los lugares físicos de oficina se irán reduciendo y la  tecnología irá tomando más importancia en las empresas. La gente no siempre trabajó así y no trabajará por siempre en ese mismo esquema.

El análisis también comenta que el turismo de negocios se reducirá drásticamente y se irá incrementando el esquema de convenciones de empresa en línea. En este punto, aún tengo mis reservas, ya que la industria turística no cesará de incentivar al mercado para reactivarlo.

La forma de contratar personal se replantea. Contratar al mejor será más fácil, económico y eficiente, y la diferencia entre contratar personal local y extranjero, irá desapareciendo.

Por último así como la realidad a nivel personal será diferente y nos tenemos que adaptar a ella, las empresas también tendrán que adaptarse a esta realidad invirtiendo más en tecnología, disminuyendo riesgos y sobre todo, teniendo muy claro que hoy la empresa grande no se come a la chica, si no la rápida (en adaptarse) se comerá a la empresa lenta.

POR ARMANDO KASSIAN
@ARKASMI

PAL