GOL GANA

El Pollo Ortiz y el Twitter

No podremosavanzar como sociedad, encontrar justicia social, vivir con equidad y encontrar una armonía si justificamos manifestaciones de odio; sea contra quien sea.

OPINIÓN

·
Poncho Vera/ Gol Gana/ Opinión El Heraldo de México

Quejarse de Twitter y verlo constantemente es una tarugada. La relación odio/amor que tenemosmuchos con esa red social es verdaderamente curiosa.

No deja de sorprenderme lo que algunos hacen del Twitter y para qué lo usan. Hay de todo, pero es innegable la importante tendencia de usarlo como un espacio para despresurizar complejos, desahogar frustraciones y externar odios y resentimientos.

Hace unos días, la nueva cadena TNT Sports—responsable de transmitir la UEFA Champions League— anunció la incorporación de Raoul Ortiz, El Pollo, como nuevo integrante del equipo de sus narradores. La noticia caló fuerte en un nutrido grupo de furiosos tuiteros; su desproporcionada reacción de odio no se hizo esperar.

Al Pollo no lo conozco personalmente, lo escuché en repetidas ocasiones cuando narraba partidos en Televisa, hasta ahí. Si me gusta o no su trabajo, para motivos de esta columna me parece irrelevante.

Haga bien o mal su trabajo, caiga bien o mal,el desprecio y el odio que ¿cientos? de tuiteros manifestaron contra El Pollo es una vergüenza, una muestra de podredumbre humana, un síntoma de borreguismo de masas que urge erradicar.

No, ofender no tiene justificación; el odio nunca va a tener justificación alguna.

Ofender, humillar, odiar a alguien porque no nos gusta su trabajo es un despropósito. Atacar cruelmente, por el conducto que sea, a una persona, debido a que no nos parece un buen profesionista, únicamente habla de lo mal que nosotros estamos.

La calidad humana tiene mucho que ver con el cómo nos dirigimos a otras personas. Comportarnos de una manera agresiva y con odio contra alguien que ni siquiera nos ha hecho daño alguno, vaya, que ni siquiera conocemos, nos resta valor como seres humanos.

No tenemos por qué alabar al Pollo, es muy válido criticar su trabajo público, pero ofenderlo y desearle el mal, puesto que no nos gusta su chamba y porque no cae bien, es incorrecto.

No podremos, nunca, avanzar como sociedad, encontrar justicia social, vivir con equidad y encontrar una armonía si justificamos manifestaciones de odio, sea contra quien sea.

¿Y si por un momento nos ponemos en los zapatos delPollo?, ¿si pensamos en lo que siente su mamá, hermanos, hijos, al leer tantos mensajes de odio?

¡Qué horror desear quelo corran, que pierda su empleo, que se quede sin ingresos!  Vayasíntoma de pequeñez, de complejos, de envidia.

¿No es más inteligente el que critica sin ofender, que el que utiliza un furioso odio para lastimar emocionalmente?

Queremos un país en paz, equitativo, armonioso, pero sin el mayor reparo odiamos y deseamos el mal sin consciencia alguna. Qué contradicción.

Mucho éxito,Pollo; mucho éxito, amable lector.

POR PONCHO VERA
ALFONSO_VERA@HOTMAIL.COM
@PONCHO-VERA

PAL