PASIÓN POR CORRER

Maratón con aroma de mujer

Platicamos sobre las expectativas de una justa en donde están presentes tres mexicanas, así como las favoritas de Kenia, Etiopía y Japón

OPINIÓN

·
Rossana Ayala/ Pasión por correr/ Opinión El Heraldo de México

Con las mujeres deportistas ganando hasta ahora la mayor parte de las tres medallas de bronce que lleva México en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, hay esperanzas de que las mexicanas Andrea Ramírez, Úrsula Sánchez y Daniela Torres den una buena actuación en la maratón femenil de Sapporo, el próximo fin de semana. Las tres atletas nacionales han tenido muy buena participación en las últimas competencias y están muy bien dirigidas por Jonathan Morales y por Enrique Hernández.

Aunque en una competencia como ésta todo puede pasar, los números y tiempos indican que si ellas pudieran acercarse a su marca personal, con la que clasificaron para el maratón olímpico, sería ya una excelente actuación para las tres. Pero lo cierto es que a los seleccionados mexicanos para Tokio 2020, tanto varonil como femenil, aunque son excelentes, sus marcas no les favorecen para la posibilidad de lograr una medalla e incluso llegar dentro los 10 primeros lugares de la competencia, por lo que, en el papel, se ve casi imposible, aunque —como dijimos— todo puede pasar.

En el caso de Daniela Torres, la novatez es un factor importante en su contra. Sapporo es apenas su segunda carrera de este tipo, por lo que la presión puede ser muy fuerte para ella, mientras que Andrea Ramírez, la mexicana más rápida, y quien ocupa el lugar 32 en la clasificación olímpica, lleva seis maratones corridos y se ha dicho que busca lograr el lugar 14, lo cual es una expectativa muy alta.

Y si comparamos a Andrea con Adriana Fernández, quien logró el sitio 16 en Sydney 2000, Ramírez es la atleta que tiene más posibilidades de acercarse a la mejor posición de la maratón olímpica para una mexicana, aunque se ve complicado por las condiciones del clima que se esperan el día de la carrera.

El equipo femenil tricolor competirá nada más y nada menos que con la poseedora del récord mundial de maratón Brigid Kosgei (2:14:04) y Ruth Chepngetich, quien se impuso en el medio maratón de Estambul con un récord del mundo (1:04:02), que bajó en 29 segundos la marca anterior, a pesar de correr en un circuito mojado por lluvia. 

Incluso, Chepngetich puede dar la sorpresa y hacer una mejor carrera que Kosgei, aunque tampoco hay que perder de vista a la veterana keniata Vivian Cheruiyot, de 36 años, campeona de los 5 mil metros en Río y que ahora va a correr la maratón. Por parte de la potencia Etiopía van Tigist Girma, Birehane Dibaba y Roza Dereje.

Aunque el gobierno de Japón está llamando a la gente a no estar en las calles para presenciar los eventos deportivos, por el riesgo de contagios de COVID-19, el público de cualquier manera sale, tal y como se ha visto en competencias como el triatlón, donde la gente salió a apoyar a los deportistas. La presencia de personas animando, si es que las hay, sin duda favorecerá a la ganadora del maratón de Nagoya, y digna representante del anfitrión Japón, Mao Ichiyama (2:20:29).

Entonces, con base en los datos y siendo realistas ¿qué podemos esperar de la maratón femenil? Que Japón, Etiopía y Kenia se disputen las primeras posiciones y que no sea una carrera rápida, debido a las condiciones del clima (25 grados centígrados a las 7 de la mañana, 80 por ciento de humedad y sol) y es lógico que las atletas elite no se arriesgarán a sucumbir y perder una medalla, tratando de romper sus marcas personales.

En estas condiciones las corredoras tienen que ser lo suficientemente inteligentes para hacer ajustes en su estrategia, incluso desde el inicio, porque en una carrera como la de Sapporo no tendrán mucho espacio para hacer grandes cambios de último momento.

La estrategia debe estar ya definida con el esfuerzo, el coraje, pero, sobre todo, la resistencia y la fuerza que caracteriza a las maratonistas, incluidas las tres mexicanas que, sin duda, se jugarán el alma y la piel en esta carrera que tendremos la tarde del viernes 6 de agosto (a las 5 de la tarde, hora de México, 7 de la mañana del sábado 7, hora de Japón) en una maratón con aroma de mujer. 

POR ROSSANA AYALA
AYALA.ROSS@GMAIL.COM
@AYALAROSS1

dza