DIPLONOTAS

Convencer a los dudosos

Varsovia. Hace pocos días la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen,

OPINIÓN

·
Beata Wojna/ Diplonotas / Opinión El Heraldo de México

Varsovia. Hace pocos días la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, informó que se logró la meta de vacunar con una dosis al 70% de mayores de edad en la Unión Europea (UE) y concluir la vacunación del 57% de los adultos. Tener a más de 200 millones de ciudadanos completamente vacunados en una región que sufrió tanto por Covid19 es un logro para celebrar. No obstante, hay algunos puntos grises en este panorama que podrían ponerlo en duda en el futuro.

Primero, los datos de la opinión pública de Flash Eurobarometer del mayo reflejan una realidad inesperada: hay personas que no quiere vacunarse. El 9% de los encuestados considera que nunca se vacunará. Si a eso sumamos los que prefieren posponerlo o no saben cuándo lo harán, resulta que una quinta parte de la población de la UE tiene una actitud negativa o dudosa acerca de la vacunación. No es poco y se traduce en manifestaciones y diferentes actos en contra, como por ejemplo ataques a los puntos de administración de las vacunas.

Segundo, hay diferencias entre los 27 países de la UE en la implementación de la vacunación. En los más avanzados ?Irlanda, Dinamarca, Países Bajos, Portugal, España y Finlandia? más del 80% de la población adulta está vacunada con al menos una dosis. En Francia, Alemania e Italia este dato equivale a más del 70%. En Europa Central y Oriental no se llegó aún al 60%, con dos casos muy rezagados: Rumanía (31%) y Bulgaria (19%). La diferencia no es por falta de vacunas. De hecho, ya no hay filas para recibir inyección. En mi viaje a Polonia ?58.9% de adultos vacunados con primera dosis? me encontré con familiares y vecinos que simplemente no quieren vacunarse.

Para una persona como yo que se vacunó en México con la vacuna china CanSino y después en Polonia, con la Janssen ?para viajar sin dificultades? es realmente difícil entender esta resistencia. Pero, los escépticos en Europa suelen enumerar las siguientes razones para no vacunarse: falta de pruebas suficientes en vacunas (85%), miedo a efectos secundarios (82%), poca efectividad de vacunas (60%), bajo riesgo de infección personal (52%), fin cercano de la pandemia (49%), antivacunas en general (40%).

El debate sobre la vacunación se ha centrado en tener acceso a las vacunas. El caso europeo demuestra que la siguiente fase de esta discusión que ya debería iniciar también en México es sobre cómo conseguir la vacunación completa en unas sociedades escépticas. La lucha contra la desinformación que alimenta cuestionamientos y teorías de conspiración es clave.

Asimismo, frente a las resistencias, los países europeos han optado por diferentes estrategias. Por lo general, han aumentado las facilidades para vacunación en cualquier momento, lugar y edad. Se han considerado incentivos económicos (loterías, bonos). Algunos han introducido medidas de presión (en grupos laborales, lugares de trabajo, lugares de ocio). Insistir desde el principio en convencer a los dudosos es crucial para completar el proceso de vacunación.

BEATA WOJNA
PROFESORA DE RELACIONES INTERNACIONALES EN EL TECNOLÓGICO DE MONTERREY
@BEATAWOJNA

dza