COLUMNA INVITADA

México, ¿un país con potencia?

En unos días vamos a estar realizando el presupuesto para 2022

OPINIÓN

·
Ramses Pech / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Continuar perdiendo el tiempo, como hoy día lo hacemos en tribunales, y no dejando que la energía circule con responsabilidad para el futuro, se convierte en un riesgo. La generación de electricidad es un ejemplo fiel de lo anterior, y está a una década de
retraso, a partir de 2022.

En unos días estaremos realizando el presupuesto de México para 2022, el cual al parecer será inercial, y no adaptado a los incrementos macroeconómicos de 2021, y manteniendo a las variables con una alta incertidumbre para llegar a los objetivos que se tracen, como el tipo de cambio, inflación, tasa de interés, precio del barril, y la reducción de la deuda del país.

Me surge esta duda: si el mundo está cambiando en disminuir los gases de efecto invernadero y calor, en México habrá inversión pública para las empresas productivas del estado, para mejorar a las plantas que operan. El ejemplo de esto, posiblemente en una
década podría colapsar el sistema de refinación, sin importar haber construido a la refinería de Dos Bocas.

Hoy ante un T-MEC rigorista, la sola inversión pública no podrá. Debatimos sobre la historia del futuro y presente con el pasado, y estas son buenas para un acervo cultural en conocimiento, siempre que a alguien le interese en tomarla para la vida cotidiana de cada persona, pero no dan de comer.

La realidad actual de cada persona y hogar, la principal prioridad, es la forma con que puede hacer frente, y en tener el suficiente peculio para poder sobrellevar a la vida en una cotidianidad posible, y entrelazada con las oportunidades en su trabajo o en el que pudiera ser ocupado, con sus servicios de acuerdo con su conocimiento, y no a un contrato colectivo no alineado a su crecimiento profesional.

Para determinar la calidad de vida de una persona, no basta con ser feliz, eso no paga la renta, hipoteca, comida, escuela, transporte, servicios y energía, para cada una de las actividades que cada hogar tiene que realizar, combinado a que los productos de la canasta básica han aumentado en los últimos meses, y el salario de las personas ha sido contraído.

Esto, sólo podrá ser remediado al circular una mayor cantidad de dinero en la economía, permitiendo que otros puedan tener el riesgo financiero, y la nación, por medio de leyes, regulaciones y normativas pueda tener ingresos por las actividades, por impuestos de las empresas y de salarios acordes a cada actividad.

Para ser potencia, no debe haber impotencia de los que aportan para el crecimiento de un país, al no poder invertir.

POR RAMSES PECH

EXPERTO DE CARAIVA Y ASOCIADOS

@ECONOMIAOIL

MAAZ