FUERA DE TONO

La sanción al Verde y el papel del Tribunal

Las sanciones del INE no tendrán el suficiente poder disuasorio para modificar la tendencia de los partidos a violar la legislación electoral

OPINIÓN

·
Hernán Gómez Bruera / Fuera de Tono / Opinión El Heraldo de México

El INE ha tomado algunas decisiones importantes, al establecer sanciones por más de mil 300 millones de pesos para partidos y candidatos. Sin embargo, éstas todavía no son suficientemente severas para resultar disuasorias y modificar la tendencia de todas las fuerzas políticas a violar la ley electoral.

A ello se ha dedicado durante años, de forma ejemplar y sistemática, el Partido Verde, a sabiendas de que bastará con pagar una multa bastante manejable; un gasto que a veces ya tienen presupuestado de antemano.

Ciertamente, de los 7 millones que ese partido tuvo que pagar en 2015 por recurrir a influencers en plena veda electoral, a los 40.9 millones que tendrá que cubrir este año por repetir esa conducta, hay un incremento considerable. Aún así, todavía les compensa cuando este año tendrán un presupuesto de 554.3 millones.

Dejar al PVEM sin acceso a spots en radio y televisión, aunque parezca un castigo severo, no lo es en un año sin elecciones. Sabemos, además, que la creatividad de esa fuerza política es infinita y encontrarán la manera de seguir haciéndose propaganda, ya sea por medio legales o ilegales.

En el fondo, aunque el INE ha mejorado su trabajo de fiscalización, todavía existen mecanismos muy perversos para el financiamiento de campañas que no son adecuadamente vigilados ni sancionados.

Al mismo tiempo, salta a la vista que dos de los partidos que no obtuvieron registro –Fuerza Social por México y Redes Sociales Progresistas— hayan sido multados por cantidades que superan el 60% de todas sus prerrogativas. No alcanzaron registro, aunque al parecer acudieron a la elección a robar descaradamente.

Pero hay algo todavía más preocupante y es que las sanciones que ha determinado el INE tienen que pasar por el Tribunal Electoral, el cual está lejos de operar como un verdadero tribunal, habiéndose caracterizado por el carácter político y poco consistente de sus fallos.

Todo puede pasar ahora en ese, el tribunal de la vergüenza. Recordemos cómo al menos en dos ocasiones, esta instancia redujo considerablemente las multas al PVEM: En 2015 de 11.4 millones a 1 millón 189 mil, y en 2016 de 322 a 215 millones.

O incluso cómo el año pasado el órgano tuvo la desfachatez de otorgarle el registro a los nuevos partidos que abiertamente violaron la Constitución, al incurrir en prácticas como la participación de ministros de culto en asambleas, en el caso de Encuentro Solidario, o la intervención de sindicatos, en los casos de Fuerza Social por México y Redes Sociales Progresistas.

El gran misterio ahora es quién y cómo estará operando para revertir los fallos del INE. Podríamos incluso pensar que el propio PVEM haya presupuestado el pago a uno que otro magistrado… Todo es posible en el reino del magistrado billetes.

POR HERNÁN GÓMEZ BRUERA
HERNANFGB@GMAIL.COM 
@HERNANGOMEZB

dza