CONTRA LAS CUERDAS

Cansino y el dilema de la efectividad de las vacunas

El 10 de febrero, México aprobó el uso de emergencia de las vacunas chinas CanSino y Sinovac

OPINIÓN

·
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

Le puede preguntar a cualquier  trabajador de la educación y va a corroborar que todos ellos viven en la incertidumbre de cara al retorno a las aulas escolares que propone el presidente López Obrador, gracias a los mensajes encontrados por parte del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y Secretaría de Salud, coordinador del ensayo clínico con la vacuna china CanSino Biologics, sobre la temporalidad en la efectividad del biológico.

El 10 de febrero, México aprobó el uso de emergencia de las vacunas chinas CanSino y Sinovac. El 22 de marzo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció la liberación de las vacunas para las 32 entidades del país.  “Estamos pensando, por factibilidad de las vacunas de CanSino son de una sola dosis, no requieren ultracongelación de tener un avance sustancial en las zonas rurales”, dijo el funcionario.

El 16 de abril en la conferencia matutina de Palacio Nacional Jorge Alcocer, secretario de Salud, y López Gatell, subsecretario, acompañaron al presidente. El primero informó que el 20 de abril empezaría el plan nacional de vacunación contra el COVID-19 para 3.03 millones de trabajadores de la educación. Y López Gatell confirmó que la vacuna que se utilizaría en ese sector de la población sería la CanSino por ser de una sola dosis.

Entre abril y mayo la mayoría de esos trabajadores fueron vacunados con miras a volver a clases presenciales y con ello evitar supuestamente una nueva propagación en masa del coronavirus.

El 24 de mayo, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), indicó que, para alcanzar una mayor inmunidad, a quienes hayan recibido el biológico se les aplicará una segunda dosis después de seis meses. Con esa afirmación deja ver que no es segura la unidosis para garantizar la inmunidad.

Al día siguiente, CanSino aclaró que la efectividad de su vacuna contra el COVID-19 no se pierde seis meses después de su aplicación. La farmacéutica apuntó que “un error de comunicación” provocó que esta información se diera a participantes del ensayo (es decir, a quienes recibieron la vacuna como el placebo). 

CanSino explicó que todas las vacunas siguen en desarrollo y por lo tanto no hay certeza sobre cuánto dura su efectividad. La empresa añadió que todavía no se sabe cuándo se aplicará ese refuerzo, pero se informará la fecha “en cuánto tengamos los datos necesarios”.

Es decir, la respuesta de CanSino nos deja con las mismas dudas sobre su efectividad. 

Preguntamos a la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López, sobre la decisión del presidente de que “llueve, truene o relampaguee” el regreso presencial a las aulas a finales de agosto ameritará una segunda dosis o si les pondrán a los poco más de tres millones de trabajadores docentes alguna vacuna diferente y esto contestó:

“No hay una recomendación de refuerzo de ninguna vacuna, se está investigando; en el caso de CanSino la información que se dio es una rama de la investigación que todavía se está realizando en el conjunto de las vacunas. Pero no se está indicando una dosis a los 6 meses, la vacuna CanSino protege contra las formas graves, como al resto no hay una indicación de que se tenga que poner un refuerzo a los 6 meses”. 

Anoche, también el infectólogo Alejandro Macías dijo que no se tiene certeza de una u otra cosa. “CanSino es una vacuna de una sola dosis, la compañía estudia la necesidad eventual de poner una revacuna y eso lo sabremos eventualmente, pero la gente que está vacunada con CanSino tiene una protección al menos parcial (pues apenas llevan entre tres y cuatro meses) como se ha visto con las otras vacunas”.

El caso de CanSino abre el dilema sobre la efectividad temporal de esa y el resto de las vacunas. Pero fueron CanSino y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, encargados de la investigación, los que se equivocaron y como el resto de las otras farmacéuticas no han podido demostrar el plazo, eso quizá empiece a ocurrir conforme los hospitales vayan registrando aumento de atenciones a personas vacunadas.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

dza