COLUMNA INVITADA

Pandemia jurídica

Se viven situaciones que impactan a todo el modelo, partiendo de los órganos jurisdiccionales de los ámbitos federal y locales

Enrique Quiroz Acosta/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México/Foto: Especial
Escrito en OPINIÓN el

Pandemia… Vaya término; todo lo trastoca; todo lo transforma. El mundo desde hace poco más de un año se detuvo para atemorizarse, padecer y horrorizar con el COVID-19. Desde luego, nuestra patria no podía ser la excepción.

Basta mencionar, por lo que se refiere a aspectos Constitucionales y en toda la historia el constitucionalismo mexicano, el año 2020 tan solo fue la tercera ocasión en que se tuvo que convocar y reunir el Consejo de Salubridad General. (30/03/2020 ACUERDO por el que se declara como emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, a la epidemia de enfermedad generada por el virus SARS-CoV2 (COVID- 19)

Para todos aquellos que practican en el mundo jurídico, se generaron afectaciones en la práctica legal desde diferentes ángulos, perspectivas, prácticas y agravios a la fecha aún son inconmensurables en muy diversas materias de la ciencia y la práctica legal.

La recuperación y puesto en marcha de la “nueva normalidad jurídica” es indispensable y muy difícil de ponderar y aun en términos muy generales de calcular y, sobre todo, planificar.

En efecto, estamos aludiendo a que vivimos, digámoslo en parodia, una “pandemia jurídica”. Tratándose simplemente de la aplicación del nuevo sistema de justicia penal acusatorio, y en general, el ámbito de las controversias penales, se viven situaciones que impactan a todo el modelo, partiendo de los órganos jurisdiccionales de los ámbitos federal y locales (Suprema Corte de Justicia de la Nación, Tribunal Electoral, Consejo de la Judicatura Federal, Tribunales Colegiados de Circuito, Tribunales Colegiados de Apelación, Juzgados de Distrito y en la jurisdicciones locales, todo lo que involucra a los tribunales superiores de justicia, desde los plenos, salas y juzgados de primera instancia de cada entidad federativa). Pero además, el impacto no podría excluir de los tribunales de jurisdicción administrativa, las juntas laborales, y todo lo que involucra la procuración de justicia.

La labor de acoplamiento ante la emergencia sanitaria es compleja, carísima y dolorosa. Recuperar el terreno y saldar daños en lo jurídico para aminorar agravios es tarea de “abogados de Estado”. Estamos en todos los ramos Profesionales y todo orden de actividad económica ante retos formidables.

Las y los abogados de hoy para el Mañana debemos saber que “en los momentos difíciles es cuando se requiere de la grandeza de los seres”, vamos por ello los abogados.

No olvidemos que a los abogados se nos cataloga muy comúnmente como conservadores y, ¿por qué no?, burócratas de corbata. Hoy, ante la pandemia jurídica, tenemos una gran oportunidad para demostrar ante la sociedad y reivindicarnos, que muchos somos creativos, progresistas y de avanzada.

Abogadas y abogados de la nueva época que impulsen el cambio efectivo en la justicia.

POR ENRIQUE QUIROZ ACOSTA 
ABOGADO Y COLABORADOR 

MAAZ