SALTO CUÁNTICO

De vuelta a las clases en línea

Como anillo al dedo cayó el retroceso en el semáforo epidemiológico en la Ciudad de México a color amarillo para la comunidad educativa

Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Como anillo al dedo cayó el retroceso en el semáforo epidemiológico en la Ciudad de México a color amarillo para la comunidad educativa, que regresó a las clases presenciales el 7 de junio pasado, toda vez que el viernes la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció dos casos más de alumnos contagiados con covid-19, para un total -hasta el momento- de ocho.

A partir de hoy las escuelas, públicas y privadas de educación básica, cerrarán de nuevo sus puertas para regresar a las clases en línea, como lo estipuló la Secretaría de Educación federal, aunque la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció este fin de semana que continuar en las clases presenciales será a consideración de la población escolar, pues, pese al color amarillo, las actividades en la CDMX continuarán abiertas.

Sea como sea, es un alivio para maestros, alumnos y padres, quienes tras los recientes casos de covid comenzaron a alertarse, por lo que, ahora sí, el regreso a las clases presenciales podría realizarse hasta agosto, cuando inicie el siguiente ciclo escolar, siempre y cuando la ciudad de mantenga en verde.

Otro de los puntos a destacar sobre lo sucedido esta semana en el ámbito educativo, es el anteproyecto que la SEP envió a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) sobre cómo instruir a los maestros para calificar en este ciclo a los alumnos de educación básica pública, además de que establece una calificación mínima de seis, y en el caso de los estudiantes que no existe un registro se deberá colocar la leyenda “sin información”, a fin de lograr contactarlos y regularizarlos antes de considerar que repitan el año.

Además, estipula que ningún profesor podrá retener a los alumnos en el año escolar en turno, hasta que primero no exista un proceso de valoración extraordinaria. O sea, los ayudarán a pasar de grado sí o sí.

Por la parte de regresar a las clases en línea, es lo mejor que se pudo hacer para así poder establecer verdaderos protocolos de higiene y cuidados que ofrezcan mayor seguridad a la comunidad educativa sobre un verdadero regreso a las aulas en agosto, pues estos ochos casos de niños contagiados nos dice que no se están haciendo las cosas correctamente en las escuelas y que la supervisión de la autoridad debe ser más estricta.

En cuando a las calificaciones, hay que recordar que desde el año pasado se había establecido no reprobar a los estudiantes de educación básica pública, nada más que ahora tampoco se hará con quienes no han tomado clases durante la pandemia, sino que se buscará regularizarlos.

La lucha contra el coronavirus aún no termina, bajar la guardia implica que cada vez perderemos más ante el semáforo epidemiológico, por lo que urge continuar con el uso obligatorio de cubrebocas, mantener la sana distancia y lavarse las manos más de 20 veces al día o usar gel antibacterial constantemente; de esto depende todo, principalmente la educación de nuestros niños.

SINCRONÍA: Hay 114 millones de estudiantes ausentes de las aulas en América Latina y el Caribe; el mayor número de niños fuera del aula en el mundo (Unicef).

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84

DZA