Biden, el mejor promotor de México

Mientras Andrés Manuel se dedica a perjudicar a México, Joe impulsa a nuestro país

Biden, el mejor promotor de México
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México

Mientras Andrés Manuel se dedica a perjudicar a México, Joe impulsa a nuestro país. Como muestra, las dos últimas mañaneras donde AMLO ‘da la tabarra’ con un listado en mano de las OSC que son apoyadas por organismos extranjeros, olvidando que para recibir ese tipo de apoyos es requisito cumplir con la legislación receptora, la del país donatario y la de tratados internacionales.

Como respuesta, en su reunión virtual con Kamala Harris, VP de EEUU, ella le contestó a nuestro presidente que su país pondrá en marcha una estrategia que le permita trabajar con instituciones internacionales y naciones de todo el mundo, del sector privado y organizaciones comunitarias.

Directo y al grano. En México, las celebraciones del 5 de mayo pasaron desapercibidas en casi todos los aspectos. Hasta ahí no es novedad.

Lo llamativo fue, sin embargo, que en Estados Unidos Biden organizó una celebración en la Casa Blanca, la cual incluyó tacos y enchiladas para agradecer a los mexicano-estadounidenses y festejar una de las fechas más importantes de nuestra nación. Los elogios a México, su cultura y comida no se hicieron esperar.

El presidente estadounidense, en todos los diarios y noticias del mundo, impulsando nuestras costumbres y tradiciones. La vacunación anti covid en México sigue sin alcanzar a todos los médicos y solamente han sido inoculados casi 14 millones de mexicanos (menos del 8% de la población con esquema completo), siendo nuestro récord de vacunación en un día de 650,000 personas.

En Estados Unidos, en cambio, van 145 millones de vacunados, y su récord en un día fue de 3 millones de personas. Para el 4 de julio calculan tener al menos 70% de su población inoculada con al menos una dosis. ¿Por qué mencionar estos datos? ¡Porque incluyen a menores de edad y a una interesante porción de población mexicana!

En México, Rocío Nahle no le toma la llamada al embajador de Alemania y nadie escucha los señalamientos a los problemas que generarán la legislación y decisiones energéticas de la 4T. En Estados Unidos, los petroleros buscan a su primer mandatario para interceder ante AMLO.

¿La razón? Que con las nuevas reformas a las Leyes de la Industria Eléctrica y de Hidrocarburos se destruyen inversiones y se viola lo acordado en el TMEC.

No se olvide, este último tiene el mismo rango que la Constitución. En Palacio, López Obrador da una muestra diaria de desacato a las leyes, creyendo que su palabra está por encima de la Carta Magna y de cualquier institución que guarda el Estado de Derecho.

Fomenta la desconfianza hacia nuestro país, al grado que somos en este momento el país con la mayor fuga de capitales del mundo. Nadie quiere invertir donde el pitorreo a la ley se ejerce desde la cabeza de la nación. En Estados Unidos, en cambio, se impulsa a la “American Chamber of Commerce” para buscar oportunidades de inversión en nuestro país.

Mientras en México, por decisión de la Cuarta Transformación, se canceló Constellation Brands en Mexicali con una pérdida de trabajos e inversión, en Estados Unidos la compañía Ford propone invertir en nuestro país.

En México, Andrés Manuel presume que la cancelación del NAICM “ha sido el mejor negocio que ha hecho en su vida”, lo que habría ameritado que fuera reprobado en cualquier clase de economía o administración básica, pues el costo por cancelarlo sí ascendió finalmente a los 331 mil millones de pesos.

En Estados Unidos, calladitos, continúan buscando cómo incentivar la inversión privada en nuestro país. AMLO amenaza con notas diplomáticas, a la vez que habla de “buscar el entendimiento y no pelearnos” durante sus reuniones virtuales. Harris informa que se requiere “un sistema judicial independiente para lograr una democracia sana y una economía fuerte”.

¡Qué lástima que sea Biden quien busque promocionar a México y no nuestro presidente! Aunque las comparaciones son odiosas, quien debería ser nuestro máximo promotor es solo un triste buscapleitos.

Por VERÓNICA MALO
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM

maaz


Compartir