LA ENCERRONA

La corrupción mata

“Si elegimos a los mismos políticos corruptos de siempre, ese es un mensaje muy claro de que no queremos un cambio”: Sukant Ratnakar

Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

El 4 de mayo se fijará en el calendario de las y los habitantes de la Ciudad de México y de todo el país. La catástrofe del Sistema de Transporte Colectivo Metro más grave de la historia ha dejado 23 personas fallecidas, 79 heridos (según datos oficiales) y a millones de personas sumidas en la estupefacción y tristeza.

Quiero sumarme a las condolencias a los familiares por las muertes ocurridas por este terrible suceso y a las exigencias de una investigación seria para esclarecer esta cadena de terribles acontecimientos, así como a la asignación de responsabilidades y castigos correspondientes.

Seamos claros, críticos y conscientes, esta tragedia se pudo haber evitado. En el año 2007 se anunció la construcción y se consultó sobre el trazado de la L12 resultando la ruta Mixcoac-Tláhuac como la definitiva; se dijo que sería totalmente subterránea y con 39 trenes y estos serían neumáticos como las demás líneas de Metro; se optó por trenes de rodado férreo por ser más baratos; en 2008 se comienza con la licitación y las empresas a las que le adjudicaron el proyecto son ICA-Carso-Alstom (mismas que también están a cargo de tramos del Tren Maya) por un monto de 15 mil MDP, después se incrementó esta cifra; en 2010 se adjudica de forma directa la construcción y mantenimiento de 30 trenes por 17 años a CAF, empresa española que había realizado trenes neumáticos en 1992 y férreos en 2007 para el Metro de la ciudad, por la cantidad de 1.5 millones de dólares.

Se incrementó el costo del boleto del metro de 3 a 5 pesos para mantenimiento de todo el STC; en 2014 el otrora GDF contrató a Triacaud Societé Organisé y a la empresa Systra para realizar el diagnóstico de la situación de la L12 por más de 32 mdp; en este año se dejó de operar el tramo Tláhuac a Atlalilco por fallas; Systra dio a conocer los resultados de sus estudios: “trenes equivocados, sobre vías equivocadas y sobre un trazo equivocado”; al consorcio ICA-Carso-Alstom en 2017 se les llevó a juicio y se les castigó con una multa por poco más de 2 mil MDP por incumplimiento en los trabajos, retrasos y daños en la construcción.

Es decir, desde la concepción de la Línea 12 existieron fallas de origen en diseño, implementación, materiales y, posteriormente, en mantenimiento y seguimiento.

En este sentido, también debemos ser contundentes: este breve recuento está empapado de corrupción, negligencia y deficiencias en las capacidades de las personas servidoras públicas involucradas. Tenemos que ser muy insistentes en que la corrupción en este país no sólo equivale a los dineros públicos, también cuestan vidas.

La corrupción mata. Y la corrupción aparejada de la impunidad seguirá cobrando las vidas de nuestros seres queridos. Quiero ser enfática al decir que estoy en contra del uso político de esta tragedia, sin embargo estoy a favor en que tenemos que ser muy exigentes al elegir a las y los servidores públicos para que esta catástrofe no se vuelva a repetir nunca más en nuestro país.

Nuestro México merece a los mejores perfiles políticos y también dentro de la administración pública. Es urgente profesionalizar la política.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

maaz