COLUMNA INVITADA

Las candidatas que no se ven

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó, el pasado 21 de agosto

Dania Ravel / Colaborador / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Los medios de comunicación tienen un papel fundamental durante las campañas electorales: divulgar información sobre las propuestas que ofrecen los partidos políticos y sus candidatas y candidatos. Así, la cobertura que realizan facilita la toma de decisiones y sirve para que la ciudadanía pueda definir su postura respecto de la oferta política que se les presenta. Por ello, los medios de comunicación electrónicos tienen un rol protagónico en los procesos electorales al facilitar la emisión de un voto informado.

En este contexto, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó, el pasado 21 de agosto, los Lineamientos generales dirigidos a los noticieros, en los que se establecen criterios orientadores sobre la información y difusión de actividades que realicen los partidos políticos y las candidaturas independientes en el Proceso Electoral Federal 2020-2021, cuya finalidad es exhortar a los medios de comunicación a sumarse a la construcción de un marco de competencia electoral transparente y equitativo –sin que esto encauce o imponga conductas determinadas–, que propicie elecciones sin descalificación mediante el establecimiento de guías orientadoras en diversas temáticas, como es la igualdad de género, la no discriminación y violencia política contra las mujeres en razón de género. Así, se recomienda a los noticiarios que difundan una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de las mujeres, orientada a promover y visibilizar su presencia y participación en la vida pública y política, así como adoptar medidas para promover la igualdad en la representación de mujeres en los medios de comunicación.

En este sentido, el INE –a través de una colaboración estratégica con la Universidad Nacional Autónoma de México– realiza un monitoreo de las transmisiones sobre precampañas y campañas electorales en los programas de radio y televisión que difunden noticias, en el cual se incluyen variables relevantes para la garantía de los derechos político-electorales de las mujeres que contienden por un cargo de elección popular. Así, durante el periodo de campaña –de acuerdo con el catálogo aprobado– se realiza el monitoreo de 493 noticieros y los 10 programas de espectáculos o de revista más importantes por su audiencia en el país.

En la sesión del Consejo General celebrada el 12 de mayo, se presentó el primer informe acumulado sobre el monitoreo efectuado del 4 de abril al 2 de mayo, cuyos datos revelan que las mujeres tuvieron una menor cobertura mediática en comparación con la de los hombres. El informe reporta que cuando se hizo distinción entre candidatas y candidatos, las primeras tuvieron una cobertura de 120 horas, 5 minutos, 50 segundos (37%) y los hombres de 206 horas, 38 minutos, 15 segundos (63%). Además, da cuenta de que de las menciones realizadas, 19,574 no incluyeron especificación de género, 4,119 se refirieron sólo a mujeres y 7,284 a hombres. Estos datos denotan un tratamiento informativo diferenciado en la cobertura mediática de las y los candidatos.

A pesar de los logros alcanzados respecto a la aplicación del principio constitucional de paridad de género en la postulación de candidaturas por parte de los partidos políticos, los medios de comunicación siguen cubriendo en menor medida a las mujeres, lo cual evidencia que éstas aún no compitan en condiciones de igualdad, pues se les da menor visibilidad y eso, a su vez, ocasiona que la ciudadanía tenga menos posibilidades de conocer a las candidatas, así como sus propuestas. Aunado a ello, se registraron 9,973 piezas de monitoreo en las que no se utilizó lenguaje incluyente y no sexista, de las cuales, en relación con el grupo “mujeres”, 67% se realizaron por hombres y 33% por mujeres, lo cual demuestra que son los hombres quienes suelen tener más resistencia a incluir a las mujeres. Asimismo, de las 3,963 piezas de monitoreo valoradas en radio y televisión, 51 presentaron estereotipos de género mediante 68 frases, la mayoría de ellas realizadas por hombres aludiendo a rasgos físicos o vestimenta de las mujeres, dejando de lado sus acciones, trayectoria o propuestas electorales.

Es indispensable que los medios de comunicación hagan un mayor esfuerzo para romper con estas inercias y que brinden a la ciudadanía insumos informativos integrales para una toma de decisiones libre e informada. El flujo de información y análisis que se proporcione a la ciudadanía tiene que ser más equitativo; lo que en las actuales circunstancias significa prácticamente paritario. No deben persistir tratamientos ni coberturas mediáticas desiguales entre hombres y mujeres.

La ciudadanía merece escuchar los puntos de vista y los posicionamientos de las mujeres frente a los problemas públicos que enfrentamos. Los medios de comunicación, con la finalidad de contribuir al desarrollo de la democracia mexicana, deben difundir información imparcial, oportuna, verídica y objetiva sobre cada una de las ofertas políticas, así como sobre los actos de campaña electoral en donde se privilegie una cobertura y tratamiento mediáticos en los que la experiencia y la trascendencia política de las mujeres no queden relegadas. Así, parafraseando a Michelle Bachelet, si en una democracia se hace caso omiso a la participación de las mujeres, si no se escuchan sus voces y se evade la rendición de cuentas respecto a los derechos de las mujeres, sólo tendremos una democracia funcional y operativa para la mitad de su ciudadanía.

POR DANIA RAVEL
CONSEJERA ELECTORAL
@DANIARAVEL

dza