COLUMNA INVITADA

Más allá de las ideologías se requiere lo jurídico

Los abogados que creen y enarbolan la justicia social, debemos defender, primero, la necesidad del orden jurídico

OPINIÓN

·
Enrique Quiroz Acosta/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Con gran interés y pasión fue el recorrido por el análisis de las ideas jurídicas que se esgrimieron para defender al ius positivismo por una parte, y por la otra a ius naturalismo. Para algunos, el debate entre estas tendencias puede ya no ser tan necesario para el desarrollo de la ciencia jurídica, aunque ciertamente, se pudiera reconocer que si pudiera tener consecuencias efectivas en el mundo del Derecho.  Pero el Derecho en sí mismo, llevado al terreno de las ideas políticas y, específicamente, al terreno de las ideologías políticas, es materia de debate en polémicas de amplio espectro. Bueno, y qué decir del origen del debate que “sembró” con potencia el mismísimo Karl Marx, colocando al Derecho como franco instrumento de los detentadores del capital. Útil para el análisis, esta posición extrema se debe entender en un contexto y etapa que, por decir lo menos, aún no se verifica en la realidad.

Una fórmula que permitió ubicar y conciliar racionalmente nuestro tema desde la izquierda, es el advenimiento del Estado Social de Derecho. En efecto, se trata de un régimen que parte de la coexistencia de la justicia distributiva y la conmutativa. Un régimen que equilibra. Un modelo que atiende a los desprotegidos y marginados.

Pueden generarse o idearse diversas fórmulas, pero sin un Estado de Derecho es imposible. Se puede criticar algún modelo o sistema jurídico. En toda obra humana se presentan distorsiones que, en ocasiones, desprestigian a todo el conjunto y al estatus, incluyendo en la confusión a toda la Estructura Estatal. Es entendible, pero no lo debemos permitir. Los abogados que creen y enarbolan la justicia social, debemos defender, primero, la necesidad del orden jurídico. En la realidad, más allá de ideologías, sin un régimen jurídico que sea “bien alineado” a la objetividad y a la justicia social, no es factible la realización social. Impulsémoslo desde el propio gremio de los abogados. No se trata de implantar modelos económicos, políticos y sociales partiendo necesariamente de tesis y técnicas jurídicas, sino al contrario, abrevando de lo jurídico para modelar lo económico, político y social a partir de estas ciencias y realidades.

Debemos reconocer que en ocasiones existe la confusión de que el orden jurídico puede obstaculizar tendencias políticas, pero en la realidad la juridicidad las fortalece en el ámbito de lo social, en el entendido de que se debe legislar y diseñar lo administrativo y el control de gestión con transparencia, eficacia y sentido práctico.  Labor jurídica de calidad.

POR ENRIQUE QUIROZ ACOSTA 
ABOGADO Y COLABORADOR 

Leyenda

PAL