COLUMNA INVITADA

Saúl Huerta podría “robarse” la elección

En tanto esa fecha llega, los casos de abuso sexual en contra del aún diputado Saúl Huerta podrían ir aumentando y apareciendo nuevos casos en contra de otros actores políticos poblanos, tanto de Morena como de otros partidos políticos

Facundo Rosas / Colaborador / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

De no ser desaforado y detenido antes del 6 de junio, el diputado Saúl Huerta Corona podría robarse la elección.

No estamos hablando de la película del Grinch, ese personaje verde que se robó la navidad en Villaquién, estamos hablando de un político que cubierto con piel de oveja logró convencer a jóvenes de escasos recursos para que colaboraran con él y terminaran siendo abusados sexualmente.

Lo anterior deriva de los señalamientos del presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, quien adelantó que su caso se votaría hasta junio próximo y eso en caso de que se abra un periodo extraordinario de sesiones.

En tanto esa fecha llega, los casos de abuso sexual en contra del aún diputado Saúl Huerta podrían ir aumentando y apareciendo nuevos casos en contra de otros actores políticos poblanos, tanto de Morena como de otros partidos políticos.

Uno de ellos podría ser el ex secretario general del ayuntamiento de Ahuacatlán, Puebla quien en 2016 se vio envuelto en el caso de un joven estudiante de bachillerato que presuntamente participó en el robo a una escuela, a quien para protegerlo le pidió una serie de fotografías con contenido sexual y no se volvió a saber nada.

Peor aún, en el Distrito XI de la entidad poblana, del cual Saúl Huerta era representante ante el Congreso de la Unión y que comprende el pueblo de San Francisco Totimehuacán, empiezan a aparecerle vínculos con la venta de predios irregulares, dada su experiencia en la regularización de terrenos en Lomas de Angelópolis, fraccionamiento para el cual trabajó como abogado en cuestiones notariales.

Mientras eso sucede en Puebla, a nivel nacional el partido político que lo impulsó como diputado en 2018 después de haber militado en el PRI, busca la forma de acelerar su desafuero y posterior detención para no cargar con ese lastre en plena campaña electoral, tan es así que en cuestión de horas la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México integró y entregó el expediente a la sección instructora de la Cámara de Diputados, dando inicio así al juicio de procedencia.

En esta fase del procedimiento fue determinante el papel de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, quien junto con el titular del ejecutivo federal garantizaron que no habrá impunidad, además de que el gobierno federal no protege delincuentes ni establece relaciones de complicidad con nadie. Acaso ya se les olvidó lo que pasó en su momento con René Bejarano (ex secretario particular del presidente López Obrador) y Carlos Imaz (ex esposo de Claudia Sheinbaum), porque de ellos nadie se quiere acordar, aunque estén más vivos que nunca. 

Por lo pronto Huerta Corona ya renunció a la reelección como diputado por el Distrito XI de Puebla, fue separado del grupo parlamentario de Morena en San Lázaro y  le fueron retirados sus derechos partidarios (político-electorales) por parte de la Comisión Nacional de Honor y Justicia. En materia partidista sólo queda pendiente su expulsión de Morena, lo cual seguramente sucederá en los próximos días.

Algo que no ha sido aclarado es si el diputado Saúl Huerta acudirá al Congreso de la Unión a comparecer durante alguno de los 7 días que la ley le otorga, lo más seguro es que no y continúe oculto hasta que concluya su desafuero, ya que inmediatamente después será un prófugo de la justicia, porque además del delito que se le imputa, se habrá robado la elección.

POR FACUNDO ROSAS.
EXCOMISIONADO DE LA POLICÍA FEDERAL

PAL