Tres pájaros de un tiro

Las hordas se agolpan en las puertas del INE y levantan hogueras en el Senado, con la amenaza de una nueva reforma electoral

Tres pájaros de un tiro
Fernando Herrera/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Las hordas se agolpan en las puertas del INE y levantan hogueras en el Senado, con la amenaza de una nueva reforma electoral, y en el Cámara de Diputados, con los preparativos para un juicio político contra Lorenzo Córdova. La nueva élite del poder se revela contra la aplicación de la ley. Lo han hecho desde que tomaron el poder. Así lo demuestran más de 50 acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales que duermen en el seno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El gobierno ha echado toda la carne al asador en contra de las instituciones porque teme perder su mayoría artificial e ilegal construida en la Cámara de Diputados sobre la base de cochupos  y violaciones a la ley. La madre de todas sus batallas está en lograr la ampliación por dos años del periodo de Arturo Zaldívar como presidente de la SCJN y del Consejo de la Judicatura. Esa es una jugada de tres bandas pues tiene muchas implicaciones favorables para el Ejecutivo.  Y hay que decirlo con todas sus letras: detrás de las maniobras está la mano del presidente López Obrador y su intención de prolongar su mandato.

El presidente mata tres pájaros de un tiro: ensaya la prolongación de su mandato, cancela la independencia de la Suprema Corte de Justicia obligándola a declarar que sus más de 50 reformas ilegales son constitucionales y, bono extra, se hace del control personal del Poder Judicial pues podría llegar a controlar 5 de los 7 miembros de la Judicatura Federal, con lo cual podría destituir a cualquier juez que se interponga en su camino. Cualquier juez que concediera un amparo en contra de medidas dictadas por el presidente sería despedido de inmediato. No habrá más ley que la palabra del presidente.

De entrada, la maniobra del presidente a través de Morena y sus aliados demuestra claramente que la SCJN dejó de ser independiente. Zaldívar ha guardado un ominoso silencio a pesar de que en el pasado criticó la intervención del Poder Legislativo en el periodo de los magistrados como “una intromisión externa que se presta a suspicacias y en tal sentido genera una apariencia de falta de independencia”. Con su silencio está aceptando la manzana envenenada.

Extender el mandato del presidente del Poder Judicial es un ensayo para extender el mandato del Poder Ejecutivo. En el poder Legislativo ya hay reelección. Sin embargo, hay que recordarle al titiritero que, en una democracia, haber ganado las elecciones no le da derecho a pasarse la Constitución por el arco del triunfo.

El recurso forma parte de una larguísima cadena de desafíos al Estado de derecho. La nueva maniobra anticonstitucional también puede leerse como un pago adelantado a Zaldívar por servicios futuros. El gobierno carece de logros en todos los sectores, excepto en la concentración del poder en las manos de un solo hombre, el cual ya tiene tanto que será el único responsable del desastre ante la historia.

POR FERNANDO HERRERA ÁVILA
VOCERO DEL PAN
@FHERRERAAVILA

maaz


Compartir