Los otros datos de Biden sobre sembrando vida

Es el caso de la propuesta del presidente Andrés López Obrador, quien pretendía plantear a su homólogo estadounidense, en la Cumbre de Líderes del Clima, que inicia hoy de manera virtual, su plan para ordenar la migración de centroamericanos.

Los otros datos de Biden sobre sembrando vida
Raymundo Sánchez Patlán / Periscopio / Opinión El Heraldo de México

Reiteró una vez más el gobierno de Joe Biden que en el tema migratorio y otros aspectos de la relación bilateral con México, es Estados Unidos el que lleva la batuta y privilegia sus propias políticas por encima de las que se le quieran “sembrar”. 

Es el caso de la propuesta del presidente Andrés López Obrador, quien pretendía plantear a su homólogo estadounidense, en la Cumbre de Líderes del Clima, que inicia hoy de manera virtual, su plan para ordenar la migración de centroamericanos. 

La idea del mexicano es que EU ayude a financiar la ampliación de su programa insignia Sembrando Vida a El Salvador, Guatemala y Honduras, para que se emplee a potenciales migrantes en la plantación de ceibas y cedros en esas regiones, trabajo que les serviría como abonos chiquitos para hacerse meritorios primero a visas de trabajo y, en al menos seis años, a solicitar la ciudadanía estadounidense.

Sin embargo, ayer, a 24 horas de que inicie la cumbre, la Casa Blanca le mandó decir al mexicano que “ahorita no, joven”, porque el foro de hoy “no es una conversación sobre migración, sino sobre cambio climático”, pero el fondo es que en Washington el programa Sembrando Vida incluso es dañino para el medio ambiente. 

Fiel creyente de los informes de sus organizaciones no gubernamentales, el presidente Biden tiene presente el reporte de finales de marzo del World Resources Institute (WRI), con sede en Washington, que documenta una deforestación de 72 mil 830 hectáreas en 2019, debido precisamente a Sembrando Vida, que maneja la Secretaría del Bienestar, a cargo de Javier May.

Las pérdidas mayores, dice el estudio, están en Chiapas, (22 mil 424 hectáreas), Tabasco (13 mil 390) y Veracruz (13 mil 121). 

El estudio lo elaboró con datos de la plataforma Global Forest Watch, creada por Google, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el propio WRI, entre más de 40 socios, para monitorear en tiempo real los cambios en la capa forestal del planeta. 

La Casa Blanca también considera a Sembrando Vida como un programa caro opaco, pues en dos años ha costado a México 42 mil millones de pesos (15 mil en 2019 y 27 mil en 2020), y en su primer año de operación tuvo observaciones por mil 832 millones 710 mil 896 pesos, según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

También saben en Washington que Sembrando Vida no ha servido para frenar la migración hacia su territorio: datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza indican que la detención de mexicanos aumentó más del doble desde mediados de 2020. Cada mes son capturados 40 mil personas en promedio, cuando en 2019 y años anteriores la cifra era de 16 mil.  

En resumen, Sembrando Vida ni reforesta ni contiene la migración. Biden lo sabe, y él es de aquellos que no permiten insultos a su inteligencia. 

***

EN EL VISOR: Celoso anda el ex presidente Felipe Calderón de Ricardo Anaya. Ayer en Me lo dijo Adela, de Heraldo TV, el ex mandatario prácticamente ninguneó al ex candidato presidencial al decir que perdió la oportunidad de convertirse en un gran candidato. Su comentario, sin embargo, deja ver que es a Anaya a quien ve como el más aventajado dentro de la oposición para 2024. 

Por RAYMUNDO SÁNCHEZ PATLÁN.
RAYMUNDO.SANCHEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@R_SANCHEZP

PAL


Compartir