El quedabién

No deberían de sorprender las declaraciones de Ricardo Mejía Berdeja para quedar bien ante su jefe, aunque se haya tenido que morder la lengua

El quedabién
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

Ricardo Mejía Berdeja era uno de los principales defensores de los ciudadanos frente al monstruo en que suelen convertirse las telecomunicaciones. Como diputado federal por Movimiento Ciudadano advirtió ante el pleno de San Lázaro que se estaba creando un estado policiaco con el propósito de controlar las telecomunicaciones en detrimento de los usuarios. 

Era julio de 2014, se discutía y votaría en sesión extraordinaria el dictamen que expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión del Estado Mexicano cuando el entonces legislador Mejía Berdeja habló fuerte y conciso desde la tribuna de San Lázaro: 

“Nosotros representamos a los ciudadanos, ciudadanos que no se ven reflejados en esta reforma porque esta reforma endurece el papel de policía informática de la Secretaría de Gobernación, porque esta reforma atenta contra los datos personales al pedir a las empresas que mantengan esta información por 24 meses. Se está creando un estado policiaco que va a controlar las telecomunicaciones en detrimento de los ciudadanos”, dijo Mejía Berdeja.

Hoy, sin embargo, como policía, pues es subsecretario de Seguridad Pública, ve bien que las telefónicas concentren toda la información personal de los clientes, incluido el iris y las huellas dactilares, aunque un día alguien acabe haciendo fraude en perjuicio de las personas.

“¿Por qué esta oposición tan fuerte? Pues porque hay quien defiende un modelo de ventas y nosotros defendemos un modelo de seguridad. Sin embargo, ha sido tal el interés por privilegiar las ventas sobre la seguridad que ya un juez a modo, el juez Gómez Fierro, que es el que utilizan siempre los grupos de interés, es un juez de contentillo que actúa de quedabién. Este juez, sin todavía publicarse los lineamientos que va a emitir el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que tiene seis meses, ya otorgó de manera frívola una suspensión provisional, que evidentemente se va a combatir”.

Lo recientemente escuchado por Mejía Berdeja se volvió una costumbre en sus años de político saltimbanqui: en 1997 que renunció al PRI fuimos testigos de sus discursos de ataque al partido que le dio la oportunidad de ingresar a la política, en 2006 se unió a MC para ser abanderado al gobierno de Guerrero en 2018 por el Frente (PAN-PRD-MC) a pesar de despotricar toda su trayectoria en contra de Acción Nacional, pero perdió.

En San Lázaro fortaleció su amistad con Alfonso Durazo, quien también era diputado federal por MC; éste se lo llevó a Seguridad de Protección Ciudadana federal aprovechando que su líder Luis Walton también había dejado el partido naranja para irse a Morena. Por eso no deberían de sorprender sus declaraciones de la mañana de este miércoles en Palacio Nacional para quedar bien ante su jefe aunque se haya tenido que morder la lengua.

....

UPPERCUT: Trascendió ayer el proyecto del magistrado Indalfer Infante, quien propone al Tribunal Electoral ratificar la decisión del INE de retirarle la candidatura a Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero, por lo que ese partido se quedaría sin abanderado dado que se cumplió el plazo para registrar un nuevo aspirante por parte del partido guinda. El ganón, entonces, sería Mario Moreno, de la alianza PRI-PRD.

Por ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

PAL


Compartir