Biden: en México, tirar árboles es política de Estado

Proponer ‘Sembrando Vida’ para frenar la migración centroamericana, es no entender los objetivos de la reunión sobre el cambio climático

Biden: en México, tirar árboles es política de Estado
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México

Joe Biden organizó una cumbre internacional con el fin de encontrar soluciones para reducir la contaminación del planeta de todas las formas posibles. Los 40 líderes mundiales que representan a las economías responsables del 80% de las emisiones a nivel global fueron invitados.

Tan solo en el año 2018, los combustibles fósiles fueron responsables de la muerte de 8.7 millones de personas en el mundo; para Estados Unidos, la contaminación producto de los mismos, representó la tercera causa de muerte en el país (Greenpeace). 

El compromiso sugerido por Biden no es hueco. Regresó a EEUU al pacto de París y está eliminando subsidios a los combustibles fósiles. Además, se comprometió a reducir las emisiones de carbono de su país en un 70% para 2030. Es decir, que en menos de 10 años ese tipo de emisiones será de cero.

Biden entiende que se requiere un compromiso integral y real por parte de los líderes convidados a esta cumbre (y de los habitantes de esos países). No hay tiempo que perder y se pidió a los asistentes sugerir propuestas posibles y plausibles para combatir la crisis climática que azota el orbe.

López Obrador ya anunció que propondrá su programa federal ‘Sembrando Vida’ (que en teoría consiste en sembrar árboles). Los resultados de este programa implementado en México, sin embargo, son terribles. Solo en 2019 se deforestaron más de 73 mil hectáreas de cobertura forestal (Instituto de Recursos Mundiales). Arrasar con bosques y selvas para que los ciudadanos puedan recibir el dinero ofrecido y sembrar pequeños brotes, es obviamente contraproducente y está teniendo pésimos resultados.

De 575 millones de árboles y plantas que debían ser sembrados en el año 2019 de acuerdo a dicho programa, solo se plantaron 80 millones, y de esos solo sobrevivió la mitad (Secretaría del Bienestar).

Pero, adicionalmente, aun suponiendo que el programa fuera exitoso (que no lo es), este debería plantearse como una acción dentro de una propuesta integral para atacar el cambio climático. El proponer ‘Sembrando Vida’ como una forma de parar la migración centroamericana es no entender los objetivos de la reunión sobre el cambio climático.

El presidente de México tampoco entiende que, con sus políticas pro energías fósiles, aleja a México del futuro del planeta. Tan solo en el listado de Bloomberg NEF sobre los países más atractivos para proyectos de energías renovables, México pasó de la 8ª posición a la 51ª en los dos años que tiene la administración lopezobradorista.

Empeora la perspectiva cuando la Agencia Internacional de Energías Renovables señala que, en el año 2020, el mundo agregó más de 260 gigavatios de capacidad de energía renovable (más del 50% registrado el año anterior). Exactamente lo contrario a la apuesta de la 4T al quemar combustóleo y carbón para generar energía eléctrica. Eso además de la construcción de la refinería Dos Bocas, cuando la industria automotriz mundial se encuentra a marchas forzadas para que sus automotores ya no sean de combustión interna y evolucionen a las energías renovables.

El invertir en energías renovables no es de “fifís” o de neoliberales. China ya es el mercado más grande del mundo para energías renovables (aunque también de los que más contamina por el uso de combustibles fósiles, es cierto). En Europa, Portugal cubrió con energía eólica la electricidad necesaria para todos sus hogares y el mismo África continúa expandiendo sus instalaciones en este sentido. Mientras que en Estados Unidos, a partir de 2019, la energía eólica es la más utilizada para la generación de electricidad, López Obrador critica que se ven mal los molinos de viento en el paisaje.

También, mientras los sindicatos de Estados Unidos piden gravar los productos fabricados en países con menores regulaciones de emisiones, en México se tiene la reformada Ley de la Industria Eléctrica que incentiva a contaminar más.

México se aleja de un mejor futuro, lastimando a la población con propuestas por demás arcaicas y contaminantes, por no decir que en la cumbre internacional mencionada seremos el hazmerreír del mundo.

Por VERÓNICA MALO
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM

dza


Compartir