ARTE Y CONTEXTO

¿¡Feliz día mundial del arte, México!?

Hoy es el día mundial del arte. En 2012 la Asociación Internacional de Artes Plásticas propuso que se instituyera el mismo día que nació Da Vinci

OPINIÓN

·
Julén Ladrón de Guevara/ Arte y contexto / Opinión El Heraldo de México

Hoy es el día mundial del arte. En 2012 la Asociación Internacional de Artes Plásticas propuso que se instituyera el mismo día que nació Da Vinci, por aquello de que el Maestro es el hombre que mejor encarna el espíritu del renacimiento. En 2019, la UNESCO oficializó esta conmemoración para dar a conocer la importancia que tiene el arte, y sobre todo el pensamiento creativo, para la evolución del pensamiento humano y la resolución de los problemas que nos aquejan.

¿Y cómo se logra este fin o con qué se come eso? Pues quién sabe. Al menos yo no sé cómo se le puede hacer para desarrollar ese romantizado concepto desde las instituciones de cultura mexicana y desde la UNESCO, que hoy brilla por su ausencia en el corazón de artistas, creadores, creativos y satélites circundantes.

En el discurso de estos emotivos organismos internacionales todo suena bonito, pero al menos en México estamos mensurablemente peor que el año pasado que escribí una nota similar. El papel que nuestro país desempeña hoy en este rubro es vergonzoso.

Como nunca antes, se descuida sin miedo a la extinción los archivos sonoros, las colecciones de arte, las bibliotecas públicas y demás acervos fundamentales para los investigadores y escritores de nuevas líneas históricas en el presente y el futuro. Los museos están por colapsar porque dejaron de pagar los sueldos de los trabajadores y de mantenimiento, a Teotihuacán le está creciendo mucha hierba entre las piedras, las salas de concierto están vacías pero también las panzas de los músicos y cantantes que se quedaron sin apoyo para seguir trabajando desde su trinchera.

Y qué decir de los actores, bailarines, productores, de la gente del cine y del universo entero del arte. Todos estamos deprimidos y enojados. ¿Y la UNESCO? Pues bien, gracias, calientita y en su casa ¿y usted? Yo, muy mal. Pero que más da, al fin sólo soy una más entre muchos que no hemos servido para sostener los disparates de unos funcionarios incultos y soberbios, sin pantalones para levantar la voz, sin dignidad para sacar la casta y desmemoriados. No recuerdan para quién trabajan y hasta se ofenden cuando uno se defiende.

Olvidan lo que significa ser un mexicano generador de arte en uno de los países más increíbles del universo para este fin. Por otra parte, tomando en cuenta los tamaños que tiene el arte de México, era para que la UNESCO hubiera sacado ya varios comunicados con dictámenes serios acerca de la situación actual.

Al menos alguna queja sobre la cancelación de presupuesto para becas o algo sensible sobre el desmantelamiento de los organismos culturales de por acá. Tampoco hay recomendaciones para jalarle las orejas a nadie, ni nada que valga la pena ser escuchado. Lo malo es que este bochornoso periodo va a traer consecuencias para todos, sobre todo para los niños, que crecerán con la mácula del desprecio a la prosperidad estética y económica en su joven corazón.

Pero más en corto, en México tenemos mucho qué celebrar porque aun somos una referencia internacional digna, debido a nuestra historia cultural. Gracias, muchas gracias a los artistas, a los mecenas y a los generadores de proyectos culturales que contribuyen a que los mexicanos seamos rescatables.

Estos nobles seres, potencian la divulgación, el amor y la conciencia de la trascendencia de este gesto tan humano, que todavía nos hace diferentes a algunas bestias. Por eso, feliz día del arte a todos, porque todo lo más hermoso e iconográfico de este entrañable país, también nos pertenece.

POR JULÉN LADRÓN DE GUEVARA
CICLORAMA@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@JULENLDG

maaz