AMLO y la relación México-EEUU

López Obrador hizo un reconocimiento a los migrantes mexicanos en EU, que en 2020 enviaron remesas por 40 mil 600 millones de dólares

AMLO y la relación México-EEUU
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

La importancia para México de la relación con Estados Unidos y con la región América del Norte fue subrayada en el primer informe trimestral de 2021 hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La apuesta es grande, tanto como lo fuera en su momento la que hizo Carlos Salinas de Gortari al lanzarse a la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que al tiempo de reconocer una realidad geopolítica cambió diametralmente el tono de los vínculos bilaterales.

En el caso actual, AMLO puso la suerte de su proyecto económico en una combinación de nacionalismo político y vinculación económica con los vecinos del norte, especialmente Estados Unidos. En cierta forma, fue un aparente retorno a la retórica preTLCAN, de nacionalismo revolucionario con inferencias antiyanquis o simbólicamente latinoamericanistas, en un juego de equilibrios que tradicionalmente tuvo mucho que ver con satisfacer a la izquierda con gestos como las relaciones con Cuba y el apoyo al gobierno de Salvador Allende

Ahora es el presunto eje Buenos Aires-La Paz-México.

López Obrador hizo un reconocimiento a los migrantes mexicanos en Estados Unidos, que en 2020 enviaron remesas por 40 mil 600 millones de dólares que pueden elevarse más este año.

Calificar a los migrantes como "héroes y heroínas" no fue una exageración: sus aportaciones económicas son la diferencia para muchas familias, tanto o más que los programas sociales del gobierno.

López Obrador hizo notar que "está en marcha la integración económica y comercial con Estados Unidos y Canadá, el acuerdo de cooperación con soberanía entre nuestros países significa producción, empleos, mejores salarios y crecimiento en el norte del continente americano, pues solo así, sumando esfuerzos, inversiones, talento y mano de obra, podremos salir adelante en el complicado escenario de la economía y del comercio mundial".

Vinculó algunas de sus obras emblemáticas a la relación con EU: "el programa integral del Istmo de Tehuantepec para articular puertos, trenes y crear una vía rápida de comunicación entre países de Asia y la costa-este de Estados Unidos". 

En alguna medida, la apuesta es a la mejoría de la economía estadounidense y los factores de proximidad geográfica y acceso mexicano a los mercados de aquel país. Y probablemente también a que serán superadas las desconfianzas introducidas por algunas de sus propuestas económicas, en particular respecto a energía.

Es de hecho la aceptación de una realidad geopolítica: la relación con EU es 80 por ciento del comercio exterior mexicano, ocho o más de cada 10 mexicanos residentes en el exterior viven en territorio estadounidense, 99 por ciento de las remesas proviene de ellos.

Eso quiere decir que para bien o para mal, un ataque contra Estados Unidos lo es también, de forma directa, contra intereses mexicanos en lo político, económico, social y humano.

Por JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

rcb


Compartir