Un boquete de 20 mil millones de dólares

Para hacer frente a estos gastos, Pemex tiene dinero en caja más lo que pueda esperar generar este año de su operación

Un boquete de 20 mil millones de dólares
Jorge Andrés Castañeda/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

La semana pasada la empresa productiva del Estado más importante del país, Pemex, presentó resultados financieros preliminares para el 2020. Como era de esperar, los resultados no fueron alentadores. La nota reportada por todos los medios sobre una pérdida contable de 490 mil millones de pesos es engañosa, corresponde más bien a fluctuaciones del tipo de cambio y costos financieros. Pero la situación de balance y flujos de efectivo, que es la que realmente importa, es muy preocupante y probablemente vuelva a ser un dolor de cabeza para el gobierno. A continuación, intento describir la situación financiera de Pemex de la forma más sencilla, pero pido una disculpa al lector por la cantidad de cifras.

El balance general, que nos muestra una fotografía al cierre del año de las deudas y los activos de la empresa, sigue mostrando una empresa tremendamente endeudada. Al cierre de 2019, la deuda financiera era de 1,983 miles de millones de pesos o 105 mil millones de dólares y al cierre de 2020 fue de 2,258 miles de millones de pesos o 113 mil millones de dólares.

De esta deuda, durante este 2021, Pemex tendrá que pagar 391 mil millones de pesos o 20 mil de millones de dólares. A las obligaciones de deuda financiera hay que sumar 298 mil millones de pesos o 13 mil millones de dólares que Pemex debe actualmente a sus proveedores. Sumando estos dos componentes, Pemex este año tiene obligaciones de por lo menos 689 mil millones de pesos o 33 mil millones de dólares.

Al mismo tiempo, el plan de Pemex contempla hacer inversiones físicas durante el 2021 por alrededor de 10 mil millones de dólares o 210 mil millones de pesos (esto no está considerando Dos Bocas). En total, Pemex requerirá este año alrededor de 900 mil millones de pesos o 43 mil millones de dólares.

Para hacer frente a estos gastos, Pemex tiene dinero en caja más lo que pueda esperar generar este año de su operación. Al 31 de diciembre de 2020 contaba con activos circulantes (efectivo, cuentas por cobrar y otros instrumentos que se pueden transformar en efectivo de forma rápida) de 333 mil millones de pesos o 14 mil millones de dólares. La operación de Pemex generó el año pasado 125 mil millones de pesos o 5.6 mil millones de dólares. Este año, ante el aumento de los precios del petróleo es muy posible que esta cifra sea mayor.  Pero aún en un escenario excepcional, donde la empresa generara 10 mil millones de dólares, seguiría existiendo un faltante de poco menos de 20 mil millones de dólares (43 requeridos menos 14 en caja menos 10 generados).

Estos 20 mil millones de dólares tendrán que venir de alguna parte. Pueden venir del Estado a través de transferencias o reducciones a los derechos e impuestos que paga Pemex, o pueden venir de más deuda. Quizá se podrá reducir el tamaño del hoyo volviendo a refinanciar la deuda y empujándola hacia adelante o limitando los planes de inversión. Pero no será suficiente, el gobierno va a tener que apoquinar o seguir endeudando a la empresa, aunque corra a las calificadoras.

POR JORGE ANDRÉS CASTAÑEDA
COLABORADOR
@JORGEACAST

jram


Compartir