El daño de Córdova y Murayama al INE

La postura militante y protagónica de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama le está haciendo un grave daño al órgano electoral

El daño de Córdova y Murayama al INE
Hernán Gómez Bruera / Fuera de Tono / Opinión El Heraldo de México

Es de lamentar que la autoridad electoral aparezca debilitada, cuestionada y en conflicto abierto entre algunos de los consejeros del INE y Morena de cara a la elección de este año.

El tema de fondo es que el presidente del consejo general, Lorenzo Córdova piensa que su papel como cabeza de un organismo autónomo es ser oposición al gobierno –especialmente a este gobierno--, en lugar de circunscribirse a su labor de árbitro y como tal actuar.

No comparto la solicitud que han hecho algunos legisladores de Morena y el PT de proceder a un juicio político en su contra --que en este momento sería la peor de las señales—, aunque hay que reconocer que tanto él como Ciro Murayama parecen haber buscado a pulso su destitución.

Porque lejos de actuar con prudencia en sus palabras y acciones, uno y otro han buscado desafiar permanentemente al gobierno y a Morena, al incurrir en una estrategia chinga quedito que va desde referirse indirectamente al partido gobernante como una izquierda no ilustrada, hasta dar conferencias sobre el populismo al estilo Gloria Álvarez, aunque con doctorado.

Ciertamente, para que haya una pelea debe haber dos y el obradorismo ha puesto de su parte. Aún así, la irritación y escepticismo de este último es entendible en su contexto histórico.

Para los morenistas no es fácil aceptar que la misma institución que exoneró al PRI en enero de 2013 ante el caso Monex; que no emitió ninguna sanción electoral por el caso Odebrecht;  que dejó pasar las tropelías de los Duarte y no hizo nada frente al “Operativo Berlin” impulsado por algunos empresarios en 2018 --por dar algunos ejemplos--, haya saludado la elección de López Obrador con una sanción al partido por la conformación de un fideicomiso para los afectados por el sismo.

Que el INE que dejó pasar tantas cosas en el pasado, como la propia campaña sucia contra AMLO, hoy actúe con una vara mucho más alta cuando se trata de Morena y sus aliados, al aplicar una sanción fuera de toda proporción como es dejar fuera de la contienda a 49 candidatos por no presentar un simple informe de gastos.

¿Cómo justificar también que esa institución, que fue negligente frente al tema de la sobrerrepresentación cuando ésta convino al PRI y al Verde, pretenda por todas las vías evitarla hoy, cuando beneficia a Morena? ¿Y cómo explicar que esto se haga cuando ya inició el proceso electoral y a menos de tres meses de los comicios, arrogándose una facultad que el propio Córdova llegó a decir en 2018 que le tocaba decidir al Poder Legislativo?

A esta altura es claro que la postura militante y protagónica de Ciro y Lorenzo le está haciendo un grave daño al INE y ha debilitado su capacidad de actuar como un árbitro imparcial y creíble por todos los involucrados en esta contienda.

POR HERNÁN GÓMEZ BRUERA
HERNANFGB@GMAIL.COM
@HERNANGOMEZB

jram


Compartir