Elecciones y pandemia

Tiene ya algún tiempo que la comunicación política se ha volcado al terreno digital y el efecto de la pandemia ha acelerado la migración a las herramientas tecnológicas

Elecciones y pandemia
Jesús Valencia / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

El próximo 6 de junio se celebrarán, de acuerdo con el slogan del INE las elecciones más grandes de la historia de México. Se disputan 500 cargos federales (300 por mayoría relativa y 200 plurinominales) , 1923 alcaldías, 1,923 alcaldías y 1063 diputaciones locales en 30 de los 32 estados y 15 gubernaturas que sin duda redefinirán el mapa político de México.

Las primeras campañas iniciaron ya en Colima, Guerrero, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora. El proceso electoral arranco en medio de la pandemia de COVID-19 y un plan de vacunación avanzando.

Quienes estamos involucrados en el proceso, tenemos el reto de cumplir con las expectativas y presentar una oferta a la altura de los ciudadanos, que sea incluyente, vanguardista y apegada a los principios que cada fuerza política abandera. Tenemos el reto de llevar a cabo una campaña evitando la polarización y polémicas que por años han afectado tanto a nuestro país.

La autoridad electoral por su parte tiene ante sí el reto de convocar a las urnas a más de 92 millones de mexicanos en edad de votar en una jornada en la que se elegirán más de 21 mil cargos.

El gobierno federal tiene en marcha una estrategia para proteger a los candidatos que participan en este ejercicio democrático y ha adelantando la entrega de apoyos con el objetivo de no influir en la equidad de la contienda que se avecina de acuerdo al artículo 134 constitucional que establece que las autoridades de los tres niveles de gobierno tienen en todo momento “la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos”.

En las elecciones intermedias regularmente la participación es baja y en esta ocasión, se agregan variables adicionales, el factor pandemia, la elección de 15 gobernadores y 1923 presidentes municipales y/o alcaldías por lo que la estimación del porcentaje de ciudadanos que saldrán a votar es poco clara. En las últimas tres elecciones intermedias las votaciones alcanzaron el 41 por ciento en 2003, el 44 por ciento en 2009 y el 47% en 2015; que es la primera Intermedia en que un Gobierno Federal emanado de una nueva expresión política después de gobiernos federales encabezados durante 70 años por priistas y 12 por panistas.

En el 2021, la única certeza es que este año ha cambiado el estilo de hacer campaña y sin duda la participación. Tiene ya algún tiempo que la comunicación política se ha volcado al terreno digital y el efecto de la pandemia ha acelerado la migración a las herramientas tecnológicas. Los aspirantes a puestos de elección popular salen a hacer campaña a pie tierra y en las plataformas digitales; y aunque no hay duda de que las redes sociales serán parte fundamental en la contienda electoral, ni los likes, ni los views serán votos efectivos.

La calidad de la propuesta, la construcción de diálogos entre las personas candidatas y la ciudadanía para encontrar soluciones concretas y reales para enfrentar la realidad del país. La ciudadanía deberá discernir entre la propaganda y el contenido social; que sean proactivos, aportar, cuestionar y colaborar. El reto es evitar la polarización y sacar a relucir la fuerza que nos caracteriza a las mexicanas y mexicanos para enfrentar las grandes adversidades.

Por JESÚS VALENCIA
DELEGADO DE MORENA EN SONORA
@VALENCIA_GUZMAN

rcb


Compartir