DESDE AFUERA

México y EEUU: el problema de seguridad

El inicio del gobierno del presidente Joseph Biden "tiene el potencial de abrir un nuevo capítulo en la cooperación de seguridad entre Estados Unidos y México"

José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Reconstruir confianza es el nombre del juego para restablecer, asegurar y consolidar la cooperación de seguridad entre EU y México, dos países unidos –a querer o no– por geografía, economía y sociedad.

También son dos naciones separadas por percepciones, desconfianzas y enfoques nacionalistas que no consideran los intereses de la otra parte.

Y por eso hoy, a decir de Vanda Felbab-Brown, una especialista que participó en una mesa redonda en Washington, las relaciones se encuentran en su punto más bajo en años, desde 1985. Y mientras se habla en EEUU de reexaminar la posibilidad de sanciones a "aliados renuentes" también se cree que hay nuevas oportunidades.

El inicio del gobierno del presidente Joseph Biden "tiene el potencial de abrir un nuevo capítulo en la cooperación de seguridad entre Estados Unidos y México", afirma por ejemplo, un reporte recién publicado del Programa de México en el Wilson Center de Washington.

Elaborado por la especialista Gema Kloppe-Santamaría, el texto establece, sin embargo, que hechos recientes, en especial el arresto en EEUU y liberación en México del exsecretario de Defensa, General Salvador Cienfuegos, "sugieren la necesidad de reconstruir la confianza bilateral".

Ese punto fue apoyado también por Felbab-Brown, de la Institución Brookings; Shannon O'Neil del Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York, y Eric Olson, de la Fundación Internacional de Seattle. 

El problema de confianza no es nuevo, y ya era parte de las dificultades en 1985, cuando fue el secuestro, tortura y muerte del agente antinarcóticos Enrique Kiki Camarena, en 1985.

El caso Cienfuegos, las presiones mexicanas por obtener su devolución y la decisión de exonerarlo, así como la divulgación del expediente enviado por las autoridades estadounidenses, sólo acentuó la desconfianza. 

En el deterioro de la relación de seguridad han participado ambos lados, aunque los gobiernos prefieran culpar al otro.

El hecho es que las autoridades mexicanas se quejan de la intromisión estadounidense de actuar en México sin avisar a sus contrapartes, como en el caso Cienfuegos. 

Las estadounidenses lamentan que las mexicanas no consideren los problemas que su falta de control sobre la delincuencia crea en el país vecino, incluso una creciente epidemia de muertes por fentanilo. Peor aún, creen que la corrupción está tan extendida que la información que comparten llega a los delincuentes.

Para Olson, sería el momento de esforzarse por restablecer el principio de responsabilidad compartida que impulsó la llamada "Iniciativa Mérida", y ya hace 10 años necesita revisión.

Para Kloppe-Santamaría sería deseable que los dos países busquen pasar de un enfoque sólo de "guerra" a programas preventivos y de aplicación de la ley centrados en las muchas otras amenazas que también impactan el bienestar de los ciudadanos, incluso el combate a la corrupción. 

POR JOSÉ CARREÑO
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@CARRENOJOSE1 

MAVR