COLUMNA INVITADA

Transparencia y rendición de cuentas en el gobierno

Acabar con el INAI significaría un terrible golpe a la democracia en México al vulnerar el derecho al acceso a la información

OPINIÓN

·
Xóchitl Gálvez / Colaboradora / Opinión El Heraldo de México

Hace unos días este gobierno ignoró nuevamente la rendición de cuentas.

Con el ya famoso dicho “yo tengo otros datos”, excusa tan reiterada como falsa, el Presidente de la República ha hecho de la opacidad y falta de transparencia la característica de su administración.

Envuelto en la bandera del combate a la corrupción, se hubiera pensado que en este gobierno se consolidarían el derecho al acceso a la información pública y la transparencia.

En la autollamada cuarta transformación permea la incongruencia y la simulación. Igual reserva información sobre la construcción del aeropuerto de Santa Lucia, del Tren Maya y de la refinería de Dos Bocas, del fallido operativo para la captura de Ovidio Guzmán, la venta del avión presidencial, el directorio de los servidores de la nación, detalles de la cobertura petrolera, y recientemente, los contratos para las vacunas contra la Covid-19.

Este gobierno también ha vulnerado el avance de la transparencia pues las consultas ciudadanas frecuentemente reciben como respuesta la inexistencia de información, datos y documentos. Evidente es que se ha incrementado el número de recursos de revisión ante la inconformidad por las respuestas que ofrecen las dependencias de esta administración.

Por eso, no sorprende que la Auditoría Superior de la Federación haya identificado irregularidades por 99 mil 396 millones de pesos tan solo en el primer año de este gobierno.

Reveló, en su momento, el costo de 331 mil millones de pesos por la cancelación del aeropuerto de Texcoco: 232% por arriba de lo informado. Sin embargo, después modificó.

No tendríamos que entrar en dimes y diretes ni dudas ni sospechas si desde un principio la información de la cuenta pública hubiera sido transparente tanto para el auditor como para la ciudadanía.  

Pero ha sido reiterado el desprecio por la transparencia y la rendición de cuentas. Y a esto se suma la intención del Presidente de desaparecer al INAI y trasladar sus funciones a la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Sin duda, bajo su falsa austeridad, está la pretensión de encubrimiento y opacidad.

Acabar con el INAI significaría un terrible golpe a la democracia en México al vulnerar el derecho al acceso a la información, única arma ciudadana ante un gobierno que miente sistemáticamente. 

Es importante defender la autonomía del INAI, porque ya sabemos cómo responde la Función Pública cuando se trata de investigar personajes e intereses de la 4T.

Tanto la transparencia como el acceso a la información pública son derechos fundamentales de la democracia. Evita que un gobierno haga y deshaga a su antojo, sin controles ni escrutinio ni rendición de cuentas. Por ello, el INAI es vital para un México democrático.

Ante este panorama, no apoyaré propuesta alguna por la desaparición del INAI y daremos la batalla legislativa en caso de que se dé un atentado contra su autonomía y continuidad.

POR XÓCHITL GÁLVEZ
SENADORA DEL PAN
@XOCHITLGALVEZ

avh