TOUCHÉ

PRD, renovarse o morir

Vaya ironía. Andrés Manuel López Obrador, quien acarició la Presidencia de la República enarbolando la bandera del PRD, en 2006, a la postre fue su verdugo; lo arrastró casi a la extinción

OPINIÓN

·
Alejandro Cacho / Touché / Opinión El Heraldo de México

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), el primer partido masivo de izquierda en la historia de México, nacido de una escisión del PRI, fundado por dos personajes legendarios e históricos, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Porfirio Muñoz Ledo, ha decidido jugarse en todo por el todo.

Vaya ironía. Andrés Manuel López Obrador, quien acarició la Presidencia de la República enarbolando la bandera del PRD, en 2006, a la postre fue su verdugo; lo arrastró casi a la extinción. Lo dicen los números. En las últimas elecciones, su supervivencia dependió de las alianzas con el PAN y el PRI. 

El próximo año, hay seis elecciones de gobernador en estados donde el partido del Sol Azteca tiene muy poca presencia. En Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo su influencia es marginal. Solo en Oaxaca, y algo menos en Hidalgo, el PRD tiene una estructura más sólida. Aún así, su Comité Ejecutivo Nacional sigue analizando sus posibles coaliciones con PAN y PRI. De entrada, ya declaró que los perredistas oaxaqueños no quieren saber nada del PRI, por lo que descartó una alianza. 

TE PUEDE INTERESAR: #RUTA2022, el arranque

Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, dice que las alianzas electorales deben surgir de abajo para arriba. Es decir, la militancia local decidirá. Suena bien, pero tiene sus riesgos, y en este caso podría ser costosísimo, porque se juega su supervivencia.

Conscientes del momento que vive el partido, la dirigencia decidió dar un golpe de timón. En primer lugar, moderarán el rumbo. Dejarán la extrema izquierda, donde alguna vez los llevó López Obrador, y se declararán un partido de izquierda socialdemócrata. Es un viraje riesgoso, pero necesario, porque quieren tomar distancia del radicalismo de Morena. Pretenden convertirse en una alternativa socialista como las que existen en los principales países de Europa Occidental. El desafío será explicar a su militancia la dimensión del cambio y saber si está dispuesta a aceptarlo. Supongo que también se trata de captar nuevos simpatizantes que no están de acuerdo con el rumbo que emprendió el partido presidencial.

TE PUEDE INTERESAR: #Ruta2022, lucha panista

Jesús Zambrano me dijo en República H, que se transmite en Heraldo Televisión, que quienes se fueron del partido ya no volverán. Tampoco consideran necesario cambiar el nombre al PRD. Como signo inequívoco de su separación de la izquierda radical, proclive respaldar gobiernos dictatoriales como el de Venezuela y Nicaragua. Resultado de eso, el Partido de la Revolución Democrática dejará de pertenecer al Foro de Sao Paulo, que aglutina a 123 partidos que se oponen al neoliberalismo. Jesús Zambrano asegura que también significa una condena al proceso de autoritarismo que vive México. Veremos el resultado.

POR ALEJANDRO CACHO
CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM
@CACHOPERIODISTA

CAR

SIGUE LEYENDO

#Ruta2022, pleitos morenistas en Oaxaca

#Ruta2022, Quintana Roo