LA FORMA ES FONDO

El legado de Ángela Merkel

Ángela Merkel ha sido un referente mundial al estar al frente de la primera economía europea y la cuarta economía mundial

OPINIÓN

·
Alejandra Cerecedo Constantino / La forma es fondo / Opinión El Heraldo de México

Después de una larga ovación, Ángela Merkel se despide del Parlamento alemán. Tras 16 años de gobierno como canciller y 30 años como Diputada pone fin a 31 años de carrera política, pero ¿Cuál es el legado que nos ha dejado? 

Ángela Merkel ha sido un referente mundial al estar al frente de la primera economía europea y la cuarta economía mundial. Durante 14 años fue desginada por la revista Forbes como “la mujer más poderosa del mundo”. 

Su gestión ha estado marcada principalmente por la disciplina, la austeridad, la negociación, el trabajo. Merkel creó su propio rubro de estabilidad política fundamentado en la ciencia y en la valoración de su oficio, se le define como una política demócrata cristiana.  

Desde su llegada alzó la voz contra el cambio climático, para ella la pregunta no es si somos capaces de cambiar, sino si estamos cambiando lo suficientemente rápido, se ha visto su compromiso en diversas cumbres.  

Durante su mandato, Merkel enfrentó la crisis europea, impuso medidas de austeridad a Grecia y recibió a los migrantes sirios con una política de brazos abiertos, mostrando su esfuerzo por mantener cohesionada a la Unión Europea a pesar de las críticas.  

TE PUEDE INTERESAR: Sembrando adeptos

Admiradora de Marie Curie, se licenció en Química y Física Cuántica y terminó su doctorado en Berlín, siendo la única mujer que ocupaba un puesto en la sección de Química Teórica de la Academia de Ciencias de Alemania Oriental. Los alemanes la han apodado “Mutti”, que significa 'mami', argumentando que es la quien los protege y hace desaparecer los problemas. 

Ante la pandemia de Covid 19, como científica alertó a su país desde el primer momento de la seriedad de la epidemia; en su último mensaje, insistió en la importancia de la vacunación. Cabe mencionar que las cifras en Alemania arrojan alrededor de 100 mil muertos, en un país de 84 millones de personas.  

Al preguntarle diversos medios sobre qué hará una vez que termine su mandato, ha respondido que “leer, senderismo, escribir y dormir”, a sus 67 años considera que el tiempo no es infinito y prefiere ayudar a Alemania no interfiriendo en su camino.  

TE PUEDE INTERESAR: Red Flags de la revocación

En su intervención, también señaló su interés por comunicar de forma más directa y poner atención a temas de sostenibilidad, cultura, igualdad, antisemitismo y digitalización. Uno de sus formatos preferidos fue el podcast desde 2006 para comunicar temas relevantes, tanto personales como políticos. 

Al preguntarle diversos medios sobre qué hará una vez que termine su mandato, ha respondido que “leer, senderismo, escribir y dormir”, a sus 67 años considera que el tiempo no es infinito y prefiere ayudar a Alemania no interfiriendo en su camino.  

Ángela Merkel ha demostrado al mundo que otra forma de gobernar es posible, con sensatez, asertividad y congruencia, ganando la simpatía y el respeto de seguidores y opositores, así como de los principales líderes a nivel mundial.  

Quien celebró la caída del Muro de Berlín, señala que “en Alemania del Este, siempre se toparon con límites antes de que pudieran descubrir sus propios límites personales”. Después de 16 años en el poder, con una inmejorable proyección y desafiando todos los límites a su paso, la gran dama está por fin en casa, pero su legado y su forma de hacer política quedan como referente para futuros líderes globales, para nosotras las mujeres y para toda una era.  

Por: ALEJANDRA CERECEDO CONSTANTINO 
Asesora en el Senado de la República

SSB

SIGUE LEYENDO

"Fachadas austeras"

¿Dónde quedó la autonomía?

El paquete para los jóvenes