SALTO CUÁNTICO

¿Cómo enfrentar el talento o los intereses de los niños?

¿Cómo impacta la actitud de los padres y madres ante lo que más le interesa hacer a sus hijos?

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Hay cientos de historias conocidas de personas que en su infancia eran muy talentosas para la música, el arte, la danza, la mecánica o cualquier otro tipo de actividad relacionada con la genialidad, pero que en su adultez no lograron desarrollar ese “don”.

Las razones por las que no pasó son diversas, desde cuestiones económicas de los padres que no pudieron costear las clases especiales que el hijo o hija necesitaba para potenciar su talento o, simplemente, no recibir el apoyo de los padres por considerar que no merecía importancia el interés del pequeño o porque había otras prioridades. Los dos últimos puntos son los que más preocupan.

Me he encontrado con varios padres que no saben qué hacer con el talento de sus hijos; esto se debe a que las actividades extras que tienen cautivados a algunos menores requieren de un gran esfuerzo de sus papás.

Por ejemplo, una mamá hablaba sobre el gran interés y talento que su hija de 13 años tiene por la natación de alto rendimiento, la cual practica desde los nueve años; sin embargo, al mismo tiempo hacía gran énfasis en los difícil que es dedicarle tiempo a esa actividad que inicia todos los días a las 04:30 de la mañana y concluye a las 06:00 am.

Comentaba sobre los sacrificios y tipo de vida de la familia para que su hija logre ser una atleta, pero no está convencida de que pueda ser medallista olímpica, pues “llegar ahí es muy difícil”.

Otro papá hablaba sobre su hijo de seis años y su amor por las letras: “No sabemos de dónde lo sacó, pero todos los días lee, le encanta leernos historias, libros, todo el tiempo está buscando cosas para leer”.

En este caso el tema es que son tres hijos y para los padres es complicado ponerle la atención a la necesidad lectora que tiene el pequeño, además de que el trabajo diario los deja agotados y sin ganas de escuchar mucho las historias que les quiere narrar.

¿Qué tan importante es la actitud de los padres ante los talentos o intereses de los hijos? Yo digo que lo es todo. Es ahí donde parte el si se logra o no ese súper ser humano que podría formarse.

Es entendible la situación que enfrentan los padres y madres en un mundo como éste en el que ambos deben trabajar y pasan menos tiempo con sus hijos, pero si sólo se dieran un pequeño tiempo en el día para escuchar, observar y luchar por los sueños de sus niños, niñas y adolescentes (NNA), tendríamos una niñez más sana, lograda, atendida y feliz, además de todo lo que eso implicaría dentro de la sociedad.

La mejor manera de ayudar a crecer a un menor es brindándole atención, amor, apoyo, interés y seguridad, sin ello muchos talentos se pierden y grandes mentes se apagan.

Sincronía: Los más talentosos no siempre terminan como celebridades, y aquellos con menos talento a menudo lo hacen. Los trastornos se escriben en nuestra historia y ocurren a nuestro alrededor todos los días. (John C. Maxwell).

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84

CAR