MISCELÁNEA POLÍTICA

AMLO regresa a México al tapadismo

Acapulco, ¿De Guatemala a guatepeor?

OPINIÓN

·
Enrique Muñoz Ramírez / Miscelánea Política /Opinión El Heraldo de México

Dirán que falta mucho para la elección presidencial del 2024 pero a los presidenciables ya se les queman las habas y más después de que el presidente López Obrador mostró sus “corcholatas”, de las que tarde o temprano tendrá que destapar una, al más puro estilo del viejo tapadismo priísta. La candidata del presidente es Claudia Sheinbaum y para posicionarla sabe que tendrá que recuperar la ciudad después de la dolorosa derrota de MORENA que perdió 9 de 16 alcaldías. Ya trajeron a Martí Batres a la Secretaría de Gobierno, pusieron a Carlos Torres, cercano de Andrés López Beltrán, como superdelegado, y arrancaron eventos en la capital con la presencia del propio López Obrador. Ahí está la gira por Gustavo A. Madero, Tláhuac e Iztapalapa, donde inauguró 3 de 64 sucursales que tendrá en la CDMX el Banco del Bienestar y declaró que, con Sheinbaum, “la Ciudad de México está bien gobernada”. Como para placearse cualquier pretexto es bueno, vaya contradicción, Claudia se subirá al más fifí de los eventos del neoliberalismo: ya dio luz verde al Gran Premio de México en el que buscará reflectores internacionales. El frenesí del predestape morenista obligó a Ricardo Monreal a declarar que aunque no está entre las corcholatas del presidente, buscará convencerlo que él es el bueno y afirmar desafiante que, como sea, estará en las boletas. Adán Augusto dice que no, pero su cargo como titular de Gobernación lo incluye en la lista, y Marcelo Ebrard merece mención aparte. El canciller mil usos tiene una amplia trayectoria como servidor público y a pesar de sus pecados como el linchamiento de 3 agentes federales en Tláhuac en 2004 y la corrupción en la obra de la Línea Dorada del metro que lo llevó en 2015 al autoexilio en París, hoy es codiciado como precandidato con posibilidades reales de unir a morenistas moderados y a opositores que todavía no muestran gallo con espolones. Incluso dentro del priísmo hay quienes mueven hilos para proponer a Marcelo como su candidato al frente de una gran oposición multipartidista y aunque habrá resistencia, la figura de Ebrard tiene hoy más reflectores que los de Enrique de la Madrid o Alejandro Moreno Cárdenas. En el PAN, su dirigente Marko Cortés ya destapó a varios pero Mauricio Vila y Francisco Domínguez no han hecho mayores olas, a excepción de Ricardo Anaya que, paradójicamente, ha crecido por la publicidad que le ha dado la persecución Obradorista en su contra. Como sea, el presidente abrió ya el tema de la sucesión y ha puesto al país ante un panorama de golpeteo político que ya desató filtraciones, ataques y campañas negras que podrían dejar muy mal parados a varios suspirantes. ¡Campal a la vista!

*Las descargas de aguas negras en la Bahía de Santa Lucía, toneladas de basura en las calles por falta de pago a trabajadores municipales, la escasez de agua potable por adeudo de 780 millones a la CFE, otro de 760 millones al ISSSTE guerrerense, uno más por 280 millones a diversos proveedores, y para rematar el incendio PROVOCADO en la discotheque Baby’O, son el broche de oro con que se despide el desgobierno de la morenista Adela Román, pésima presidenta municipal saliente de Acapulco, puerto que deja convertido en un infierno. Sin embargo, ¡albricias!, ya llegó a la alcaldía, otra morenista, la ex diputada y activista Abelina López Rodríguez, quien hace un año en la Cámara de Diputados reconoció COMO LEGISLADORA haber sobornado a un ministerio público con 20 mil pesos para agilizar un trámite y quien en la elección de junio pasado ganó con 138 mil 697 votos, superando por 9% a su opositor de la coalición PRI, PAN, PRD, Ricardo Taja. Dicen que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen…

*Las perturbadoras imágenes de lo ocurrido en algún lugar de Guerrero, donde un grupo armado que se identifica como Los Tlacos, con toda libertad secuestra para torturar y ejecutar a una veintena de integrantes de Guerreros Unidos, muestra la realidad que impera en varias regiones del país: la delincuencia organizada impone su ley, opera con impunidad y para los ciudadanos no hay seguridad pública. La política de abrazos, no balazos, sigue favoreciendo a la maña.

*Cumplidos siete años de la tragedia de Ayotzinapa convendría no sólo atender la exigencia de investigar a mandos del 27 batallón de infantería de Iguala a donde habrían sido llevados un grupo de normalistas, sino volver a interrogar a Martín Villegas Navarrete, El Elegante, y que papel jugó Federico Figueroa, hermano del cantante Joan Sebastian, en la presunta existencia de un alijo de heroína escondido en los autobuses secuestrados por los estudiantes.

POR ENRIQUE MUÑOZ
ENRMUZ@HOTMAIL.COM
@ENRIQUEMUNOZFM

PAL