REVOLUCIÓN 5.0

Emprendimiento en Latinoamérica: MotorPropulsor de Desarrollo

Emprender requiere de valor, aun cuando se cuentecon un pequeño capital para invertir, se alcanza tal dimensión económica, cultural y social que es motivo para estar en las agendas académicas y gubernamentales por su comportamiento como motor propulsor de desarrollo

OPINIÓN

·
Disruptive Labs / Revolución 5.0 / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Es común entender el emprendimiento como área de oportunidad, sobre todo en el terreno de los negocios. Un espacio que se abre o busca con la finalidad de tomar el riesgode sacar adelante una idea, utilizando recursos económicos, técnicos y humanos.Aunque los motivos para emprender pueden ser multifactoriales casi siempre es por necesidad u oportunidad, en ambos casos se piensa en alcanzar mayor libertad en el manejo de su tiempo, en no tener jefes, realizar lo que le apasiona, lograr un amplio desarrollo personal oviajar trabajando bajo la modalidad de nómada digital.

En América Latina, existe una reticencia para que las mujeres inicien un emprendimiento, que se refleja en menores apoyos de financiamiento o facilidades en general para iniciar un negocio, sin contar con que dicha aportación se vecomo una entrada extra al hogar ose aprecia con bajas posibilidades de inicio de un gran proyecto, aunque fuera la única opción de supervivencia familiar.Esta condición en AL debe cambiar. Se puede lograra través de la educación, de manera que puedan desarrollar al máximo su potencial empresarial y sean agentes transformadores de la economía; asimismo, que existan políticas públicas y privadas que apoyen su alto potencial en la generación de riqueza.De acuerdo con ONU Mujeres, se estima que ellas podrían aumentar sus ingresos hasta en un 76% si se supera la brecha en la participación en el empleo y se reduce en términos de salarios entre pares.

América Latina tiene grandes talentos para el emprendimiento, si vemos a este como un proceso de innovación en productos o servicios derivado de un conocimiento empírico o no, y del mercado en donde se pretende colocarlo. Se debe generar una cultura empresarial desde la educación básica y la capacitación constante, sin duda, ello determinará el éxito en la creación de nuevas empresas. A la par, los gobiernos deberán garantizar fondos y programas disponibles para apoyar e impulsar estas ideas.

Emprender requiere de valor, aun cuando se cuentecon un pequeño capital para invertir, se alcanza tal dimensión económica, cultural y social que es motivo para estar en las agendas académicas y gubernamentales por su comportamiento como motor propulsor de desarrollo.

La Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa, se enfoca en impulsar el poder empresarial femenino, desarrollando sus habilidades y capacidades competitivas para enfrentar la tendencia hacia las economías 4.0 y 5.0. Así lo demuestra el programa de reactivación económica que se desarrollará dentro de la CUMBRE RECONECTA 2021,en donde hace un llamado a todas las empresarias y emprendedoras para generar sinergia entre las participantes y alcanzar grandes posibilidades de negocio.

Si quieres conocer más al respecto o hacernos saber tus comentarios, ¡contacta al equipo de Revolución 5.0 al correo contact@disruptivelabs.mx o a nuestras redes @DisruptiveLabs, con gusto te leemos! Colaboración realizada por Norma Morel, Directora General de la AMMJE, asociación que forma parte del ecosistema de Disruptive Labs.

POR DISRUPTIVE LABS
CONTACT@DISRUPTIVELABS.MX
@DISRUPTIVELABS_

PAL